Archivos Mensuales: enero 2012

“ LAS METÁFORAS y su efecto transformador durante el proceso de Coaching”

“Las metáforas quizás sean una de las potencialidades más fructíferas del hombre. Su eficacia raya en lo mágico, y parece una herramienta para la creación que Dios olvidó dentro de una de sus criaturas cuando la creó”. JOSÉ ORTEGA Y GASSET

Una de las cosas que en su día que más me sorprendió dentro de mi actividad como terapeuta y coach, fue descubrir el poder de transformación y penetración que tienen las metáforas y los cuentos. Se a podido comprobar, cómo después de haber transcurrido varios años desde que se la relatara a un cliente, éste la mantenía tan fresca en su memoria como el primer día. Incluso, muchos de ellos me decían que esa historia que en su día les narré, era para ellos como una guía o referencia permanente a lo largo de su vida.

Las metáforas pueden cambiar en un instante la vida de cualquier persona, incluso la tuya desde el mismo momento que accedas a que éstas trabajen para ti. De igual modo que permitimos que un avión nos transporte suavemente por los aires, cualquier individuo puede elevarse muy por encima de sus preocupaciones presentes.

Este tipo de narraciones destinadas a ayudar a la persona que emprenda un proceso de desarrollo superior, conducen a un estado que la mayoría de la gente nunca pudo soñar, donde el fracaso y la adversidad no existen.

Tal vez te preguntes:

¿Cómo algo tan sencillo puede conducir a ese estado de vida superior?

Los cuentos y metáforas penetran o de desarrollan en la mente en forma de imágenes que perduran en el tiempo. Una vez instalada, esta imagen o película actúa por sí misma. La visualización metafórica se transforma en un potente generador que canaliza nuestras capacidades, emociones y conductas en la dirección deseada. No existe vehículo de transmisión más eficaz y duradero que éste del que hablamos. A cualquiera de nosotros le resulta más sencillo recordar un cuento de los que le narraban en su infancia, que algo de lo aprendido por otro medio en el parvulario. Y por supuesto, a todos nosotros, habiendo mantenido tantísimos años en nuestro recuerdo esas historias, ¿acaso crees que no nos han afectado de algún modo? Pues sí, las imágenes condicionen el pensamiento, y éste a su vez, poco a poco, van modelando tu personalidad. Estas narraciones están construidas y se cuentan con la intención de transmitir un nuevo punto de vista, procurando que el oyente se implique en el contenido estableciendo una relación consultiva y una búsqueda transderivacional que le facilite instrucción, enseñanza o cambio.

¿Por qué gustan tanto los cuentos a los niños, y a los no tan niños?

Porque se asocian a los personajes y viviendo la historia como si fueran los protagonistas. El lenguaje, el contexto, la trama, todo ello penetra subliminalmente en el oyente, y en consecuencia, no puede ser manipulada ni bloqueada racionalmente. Es importante señalar que existen diferentes niveles de cuentos, historias y metáforas, no todos los relatos son del mismo tipo, ni cumplen el mismo cometido, ni llegan a los mismos planos de profundidad en el ser. Los hay para entretenimiento, sin mayor pretensión que divertir y distraer al lector u oyente durante un rato, los hay moralizantes cuyo fin es la transmisión de algún consejo, los hay terapéuticos que facilitan reencuadres y nuevas alternativas de pensamiento. Y por último, se encuentran los cuentos, historial y materiales superiores de enseñanza que cumplen varias funciones y en diferentes niveles de consciencia. Cuando un terapeuta, un profesor, un padre o un directivo de empresa, decide utilizar un cuento o una metáfora para instruir a su paciente, alumno, hijo o empleado, está llevando a cabo una labor de múltiples efectos. Por un lado facilita un reencuadre, un nuevo marco de referencia para que el sujeto afronte de manera creativa su problema. Por otro frente está desplegando su propia capacidad inventiva, además, deja una huella “literaria” –de mayor o menor calidad, eso importa poco–, también crea interés por este tipo de transmisión, y por último, siembra una semilla que se irá desarrollando a medida que su oyente encuentre sentidos ocultos en el mensaje.

Pero las metáforas no se limitan al campo literario o narrativo, a lo largo de nuestra existencia hemos ido construyendo imágenes subconscientes de nuestras capacidades, habilidades, recursos, y actitudes frente a los acontecimientos, que hemos transformado en mensajes metafóricos permanentes. Como en los sueños, todos y cada uno de nosotros posee un amplio surtido de metáforas que se repite casi a diario, y que condicionan la mente y en consecuencia el comportamiento —para bien o para mal— en la dirección en la que se mueve la alegoría. Bastaría con que nos diésemos cuenta de la metáforas que usamos en nuestras conversaciones e incluso las que pensamos aunque no las digamos. Si quieres que tu vida cobre una dimensión diferente, que tome un rumbo nuevo, que alcance cumbres más elevadas, obsérvalas, valóralas, y sustituye aquellas que te impidan el avance.

Así por ejemplo, expresiones metafóricas limitadoras, negativas, y que sumen a la persona en un estado próximo a la depresión y al bloqueo, serían:

Me encuentro en un callejón sin salida.

La vida es un infierno.

Mi relación de pareja es una tormenta.

El trabajo se me hace cuesta arriba.

Vivo en la más tenebrosa de las noches.

Estoy como encerrado en una botella.

Soy como un náufrago en una isla desierta.

Estoy más solo que la una.

Enunciados potenciadores y positivos que generaría estados de estimulación y motivación, serían frases como:

Mi horizonte no tiene límite.

Mi meta es la cumbre.

Mi relación es una eterna primavera.

El trabajo es un baúl de sorpresas y fortunas.

Las tinieblas son el preámbulo de un nuevo día.

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

Estoy radiante como el amanecer.

Vivo como un explorador en busca de tesoros escondidos.

En cada esquina puede haber una llave.

¿Qué frases de este tipo son las que tú usas con mayor frecuencia?

Ahora te propongo un ejercicio altamente beneficioso.

Haz una lista de las metáforas que usas buscando aquello con lo que comparas diferentes aspectos de tu vida.

Por ejemplo: el propio cuerpo, la familia, el trabajo, etc.

Para ello pregúntate: ¿mi cuerpo es como…?, o, ¿la familia es como…? Anota todo lo que se te ocurra.

Cuando lo hayas hecho repásalas y compruébalas, si las alegorías son negativas busca otra forma de expresar lo mismo pero que sea positiva, e incluso hermoso.

Recuerda que las metáforas actúan como modificadores del pensamiento, y éstos son la base de los estados internos y emociones, que a su vez son el combustible de las acciones.

Muchas personas me preguntan a menudo:

¿Y en cuanto tiempo se pueden notar los efectos del cambio?

Bien, puedo decir, que el inicio de la transformación comienza en el mismo momento que decidas poner en práctica el método, incluso podrás observar ciertos avances de inmediato.

Imagina una semilla que es depositada en una tierra fértil.

Se la entierra debidamente y se le riega; poco a poco su germen comienza a agitarse y a crecer dentro de la corteza hasta que al fin la rompe e inicia un proceso de desarrollo, por una parte las pequeñas raicillas y por otra, en dirección al calor y la luz, un tierno tallo.

A los pocos días, el tallo es capaz de rasgar la corteza de la tierra y surge a la superficie. Las rices por su lado crecen y siguen suministrando nutrientes al futuro árbol.

Al poco el tallo ya se ha desarrollado y comienza a manifestar su apariencia de joven árbol, ya tiene su tronquito, ramitas, hojas tiernas, brotes y cada vez se encuentra más asentado sobre sus raíces que prosiguen su oculta labor de expansión y nutrición. Casi sin darnos cuenta, en unos cuantos meses el árbol ya es adulto dotado de todos sus atributos y dones, ofreciendo aquello para lo que la Naturaleza lo ha creado.

Amigos desarrollaremos más profundamente el tema de las metáforas, durante la Formación de Coaching Gestalt, espero que les haya gustado el artículo.

Bibliografía:

·         Rosen, S. (1986) Mi voz irá contigo. Los cuentos didácticos de Milton H. Erickson. Paidós, B. Aires

·         Watzlawick, P.; Weakland, J. y Fisch, R. (1976) Cambio. Formación y solución de problemas humanos . Herder,

·         Dufour Michel(1993)Cuentos para crecer y curar, editorial Siro.

·         Yalom, I. (2002): El don de la terapia. Ed. Emecé. Bs As.

·         Yalom y Vinogradov. Guía breve de psicoterapia de grupo”  de Ed. Paidós

·         Lakoff y Johnson. Metáforas de la vida Cotidiana. 1980. CATEDRA. España.

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt

Consultor

992481888

correo: coachingygestalt@gmail.com

http://www.facebook.com/pages/Coaching-Gestalt/145322028918290

Dale Clic y conoce mas”

Coaching y el Poder de las Metas

Coaching y el Poder de las Metas 

El gran Michael Jordan, jugador de la NBA

 

Mi meta principal fue llegar a ser el mejor haciendo las cosas paso a paso; no concibo ninguna otra manera para lograr las cosas. La gente tenía planes diversos para mí, pero yo tenía el mío. Siempre me he propuesto metas a corto plazo. Al mirar atrás me doy cuenta de que cada uno de esos pasos o éxitos parciales me llevaron al siguiente. En todo momento tenía en mente lo que quería llegar a ser, es decir, el tipo de jugador en que deseaba convertirme. Creo que cada meta era lograda en función de la meta última y más importante. Las metas alcanzadas me llevaban a pensar en otras. Cada pequeño triunfo me hizo ganar un poco de confianza. Solo me concentraba en el siguiente paso. Pienso que podría haber aplicado este sistema a cualquier actividad que hubiera elegido. Todos los pasos preliminares son como las piezas de un rompecabezas; al unirse forman una imagen. Si el rompecabezas llega a completarse usted ha logrado su propósito; si falta una pieza, no se desanime. Si ha hecho su mejor esfuerzo habrá logrado muchas cosas a lo largo del camino. No todos pueden completar la imagen, pero sí se convertirá usted en uno de los mejores. No temo preguntar cualquier cosa a quien sea si no tengo las respuestas o el conocimiento que necesito. ¿Por qué he de tener miedo? Mi intención es llegar lejos y por eso pido ayuda e instrucciones, no hay nada de malo en ello.

Nunca tomo en cuenta las consecuencias de fallar un tiro importante. ¿Por qué? Porque cuando se piensa en las consecuencias siempre se piensa en un resultado negativo. Si acepto cualquier reto siempre pienso que lograré el éxito. Jamás pienso en lo que sucederá si fracaso. Sin embargo he visto cómo la gente se paraliza por miedo al fracaso. Ese miedo surge de la confusión o del pensar en la posibilidad de obtener un resultado negativo. Pueden tener miedo de quedar mal o de hacer el ridículo. Eso no es bueno para mí. Sé que el temor puede ser un obstáculo para algunas personas, pero para mí no es más que una ilusión. Cualquier temor es una ilusión. Parece que hay un obstáculo en el camino pero en realidad no existe. Lo que sí existe es la oportunidad de hacer el mejor esfuerzo y obtener el éxito. Si resulta que mi mejor esfuerzo no es suficiente, al menos no tendré que mirar atrás y decir que tuve miedo de intentarlo. El fracaso siempre me ha fortalecido para la siguiente prueba. Mi consejo es que usted debe pensar positivamente y encontrar fortaleza en el fracaso. En ocasiones el fracaso nos acerca a donde queremos llegar. Pienso que a veces el temor proviene de la falta de concentración, especialmente en el caso de los deportes. Si yo me parara en la línea de tiro pensando en que hay diez millones de personas observándome en sus televisores, no habría logrado nada, por eso trato de situarme, mentalmente, en un lugar familiar. Acepto el fracaso, todos fallamos en algo pero no puedo aceptar el que no se intenten las cosas. Las verdad es que el triunfo no importa mucho, siempre y cuando haga el mejor esfuerzo con todo su corazón y esforzándose al 110 por ciento.

La gente me decía que era mejor evitar el camino difícil, pero yo no estaba dispuesto a hacerlo. El compromiso con mis metas determinaba cada acto. Quería descubrir las cosas por mí mismo, deseaba conocer el terreno en que me encontraba. Siempre he creído que si uno se pone a trabajar, los resultados llegarán tarde o temprano. No hago las cosas creyendo a medias. Sé que al hacerlo así solo puedo esperar resultados mediocres. Pero es así como mucha gente aborda sus asuntos. Y por eso muchos fallan. El aceptar responsabilidades es parte del compromiso a que me refiero. Por supuesto que encontrará usted obstáculos o distracciones. Si trata de lograr algo, siempre habrá problemas en el camino. Yo me he topado con ellos; a todos nos ha sucedido. Pero los obstáculos no tienen por qué detenerle. Al toparse con un muro, no dé la espalda considerándose derrotado. Arrégleselas para escalarlo, para romperlo o camine alrededor para superarlo. Yo trataba de vivir de acuerdo con las esperanzas que los demás tenían en mí en lugar de seguir mi propio camino. Usted tiene que ajustarse a su proyecto; muy pocos logran algo de valor tomando el camino fácil. La mayoría obtiene sus metas por medios honestos, planteándose metas y comprometiéndose a alcanzarlas. Sea como sea, ése es el camino que a mí me gusta recorrer.

Condensado sobre un texto de Michael Jordan, jugador de la NBA

                                                                     Formación de  Coaching Gestalt:

Para más información dale  clic http://www.facebook.com/#!/events/3675800

99923822/

¿De qué se trata?


El programa de entrenamiento está orientado a principiantes y profesionales, interesados en desarrollar o mejorar su entrenamiento, habilidades de tutoría y asesoría personal.
única que se aplica la teoría de la Gestalt para el proceso de Coaching(logro de metas).  Los participantes adquieren habilidades en las intervenciones basadas en Gestalt, que luego puede utilizar para promover la interacción y la comunicación exitosa con los individuos, grupos y organizaciones.

La Gestalt, con su atención total de la experiencia humana, es un excelente método para otorgar claridad organización mental.  El Programa de Coaching Gestalt se basa en muchas de las fortalezas y los valores inherentes en el enfoque de la Gestalt.  Estas incluyen estar presentes con nuestros clientes, el conocimiento de sí mismo y a otros, los patrones que promueven o inhiben la sana interacción, consultas y el diálogo.

 
 Las sesiones incluyen la presentación teórica, el debate, el trabajo de la experiencia, la práctica del coaching supervisado, y la retroalimentación.  Estas sesiones están diseñadas para que los participantes desarrollen su propio estilo en el proceso de coaching.


¿A quienes estará dirigido?


El Programa de Coaching Gestalt está diseñado para capacitar a entrenadores profesionales – o aquellos interesados en la adquisición de nuevas habilidades de coaching.
-Todo tipo de personas que desean conocer las claves precisas que generan impacto para la transformación personal.
Profesionales, estudiantes y personas que deseen crecer totalmente

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt

Consultor

992481888


¿Cómo liberar mi Energía vital?

¿Qué aprendizajes necesito para moverme hacía mi horizonte?

“CoachingGestalt”

http://www.facebook.com/events/367580099923822/

Es importante  conocer que es Gestalt y que es Coaching, desde la apertura a lo nuevo, tanto las diferencias como las coincidencias para poder trabajar desde ambas al servicio del cliente y de mi propio estilo personal de intervencion.

Uno de los aspectos que más me interesantes es cómo define y gestiona la dificultad tanto el enfoque Gestalt como el Coaching, qué hacen con la palabra “problema” que el cliente hace presente en la sesión; desde el Coaching un problema es un quiebre, esta palabra inspira algo diferente que “problema”; un quiebre presenta un desafío y una oportunidad para aprender lo necesario para trascenderlo. “Quiebre” es una resignificación de “problema”, este tiene una connotación negativa, paraliza, quiebre nos mueve a salir de nuestra zona de seguridad. ¿Qué aprendizajes necesito para moverme hacía mi horizonte? Podemos necesitar aprendizajes a nivel de comportamientos y conductas que nos permiten obtener unos resultados diferentes y satisfactorios y podemos necesitar aprendizajes a nivel de valores e identidad que nos permiten transformarnos, reinventarnos.

En Gestalt se conoce como perturbación de los límites del contacto (bloqueo de la realidad) Introyeccion=mensajes incrustados en la mente durante la infancia por un familia muy cercano, lo cual ya en la adultez lleva al automatismo de los deberías!!

Desde el enfoque gestáltico los problemas son considerados como una falta de autopoyo(independencia personal) con lo que en la sesión de Coaching Gestalt trabajamos, por un lado, el recurso que necesita el cliente para trascender la situación que le perturba y/o explorar que hay en su historia, en su biografía que no le brinda el suficiente autoapoyo para gestionarla. La Gestalt tiene su propia metodología que facilita pasar de un apoyo ambiental “las personas son egoístas y nadie me ayuda” al autoapoyo “creo en mí”.

Tanto la Gestalt como el Coaching son enfoques que trabajan en el presente sin embargo la  gestalt tiene una mirada hacía el pasado y los asuntos que pudieron quedar abiertos y pendientes y que se repiten en nuestro aquí y ahora causando frustración. El Coaching tiene la mirada en el futuro en el estado deseado y objetivo que el cliente quiere alcanzar sin detenerse en lo que ya pasó precisamente porque … ya pasó! En cualquier caso, ambos enfoques se centran en el presente y buscan la creatividad interna”. En ese sentido en la sesión de Coaching Gestalt si se da la necesaria presencia entre ambos, se trabaja con lo que emerge en el encuentro aquí y ahora, elaborando los patrones que se repiten al tiempo que nos enfocamos hacía donde quiere ir la persona. Este punto precisamente se considera como un potencial del Coaching, esa mirada y apoyo incondicional hacía donde las personas queremos ir, como dice Stevenson “hacía la libertad y alegría de elegir la dirección” y la libertad de la espontaneidad que viene cuando uno va haciendo contacto con lo pendiente y cerrando, desbloqueando.

El Coaching que me lleva a la acción, al establecimiento de metas y ha conseguir darme cuenta de cómo alcanzarlas y sobre todo para qué? respetando en todo momento la ecología de mi sistema y de todas las personas pertenecientes. La Gestalt aporta a la sesión la quietud de la presencia, el “hacer menos”, el enfocar la sesión a la escucha y la reflexión, al sostener lo que va emergiendo, emociones, pensamientos, cuerpo,….  transitarlo e ir integrando, algunas veces en una sola sesión otras es un proceso que requiere de un mayor compromiso.

Herb Stevenson aporta una interesante mirada al potencial y posibles incongruencias del modelo gestáltico y de Coaching. El potencial del Coaching, dice Stevenson, es la mirada a lo luminoso de las personas y a la libertad de elegir la dirección de crear un mejor destino que se sembrara en tu vida, sin embargo puede ser incongruente el hecho de conseguir rápidamente nuestros objetivos sin que se de una verdadera integración de las partes internas que nos mantenían bloqueados. El potencial de la Gestalt es la liberación de energía vital que se da al desbloquear asuntos y la sensación de estar más comprometidos en vivir aquí y ahora desde la aceptación, la libertad de la espontaneidad sin embargo también puede ser incongruente quedarnos con la atención “pegada” a lo que falta, el mirar la botella medio vacía, estar desde el “siempre falta algo o algo no está del todo bien”.

Herb Stevenson y Dorothy E. Siminovich dos  americanos que aportan sus investigaciones y conocimientos al Coaching Gestalt. Stevenson plantea lo que aporta el enfoque gestáltico al Coaching, específicamente el “uso de sí mismo” y aportar presencia al encuentro, “la presencia genera presencia y repara en lo emocional” así como el repertorio de técnicas gestálticas al servicio del proceso de Coaching. Stevenson también hace referencia al conocido “experimento” gestáltico como fuente de autoaprendizajes y la capacidad del terapeuta para generar un “espacio de contención”; Robert Dilts, máximo desarrollador de la PNL, en su último libro también nos habla de este espacio de contención para la transición de emociones y sensaciones incómodas y lograr el autoapoyo en esos momentos.

Y la propuesta de D.Siminovich que plantea una buena integración Coaching Gestalt, por un lado pone en valor del enfoque gestáltico, la aportación de presencia al encuentro y el uso de sí mismo que hace el terapeuta al servicio del encuentro, igual que Stevenson, y como novedad diseño de intervenciones en función del punto o la manera en el que el cliente se auto interrumpe en su ciclo de satisfacción de sus necesidades y consecución de sus objetivos para continuar trabajando desde la capacidad del darnos cuenta y la toma de consciencia de la fuerza de los patrones que repetimos y que no nos son útiles y aprovechar esta fuerza como fuente de recursos y nuevos aprendizajes.

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt

Consultor

992481888

Hello world!

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can always preview any post or edit it before you share it to the world.