Archivos Mensuales: enero 2013

El viaje de ver, una aventura extraordinaria (Life of pi) titulo original.

El viaje de ver, una aventura extraordinaria (Life of pi) titulo original.

Director Ang Lee

Una aventura extraordinaria es un viaje que busca unificar, que te dice que la destrucción y construcción es una constante en nuestras vidas, que la flor de loto se esconde en el desierto de nuestro interior.

Un viaje donde el personaje renace, madura, se agiganta poco a poco en la fe de creer que Dios lo está preparando, por otro lado también se desespera y se enfrenta sin miedo a mareas, tormentas y a su fiero tigre que lo acompaña sin desearlo.

Nuestro personaje aprende a domar al tigre, aprende a domar a su propia fiera interna. Ajusta  a su desesperanza, que luego se convierte en su lectura diaria de lo último que se pierde es la esperanza.

Les recomiendo invertir su tiempo y véanla,  analícenla, no solo para inspirarse, sino también para inspirar y entender si quieren claro, a que Dios está en varios y en todos juntos, que nos acompaña en nuestras buenas y malas decisiones.

Y recordar que la esperanza de lograr ser cada día mejores personas, es una aventura extraordinaria.

 una aventura extraodinaria

Alexander Valencia Cano.

Coach Gestalt.

curso CG

https://coachinggestalt.wordpress.com/2013/01/14/el-cine-como-herramienta-para-el-coaching-gestalt/

lee y aprende como el cine logra ser una importante herramienta para el desarrollo personal y grupal.

Selección de las Frases mas memorables de Walt Disney

 

1. No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños estan para cumplirse.

2. El valor de la fuerza de voluntad abre caminos.

3. Piensa, cree, sueña y atrevéte.

4. Mickey Mouse apareció salió de mi mente en una libreta de dibujo, en un tren de Manhattan a Hollywood, en un momento en que la empresa de mi hermano Roy y mía estaba en el punto más bajo y el desastre parecía a la vuelta de la esquina.

5. Podemos aprender mucho de la naturaleza en acción.

6. Ideas proceden de la curiosidad.

7. Los adultos son sólo niños crecidos.

8. Nuestro mayor recurso natural es la mente de nuestros niños.

9. Por cada risa, debe haber una lágrima.

10. El amor es una filosofía de vida, no una etapa de enamoramiento.

11. La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo.

12. Para crear lo fantástico, primero debemos entender lo real.

13. Sólo espero que nunca perder de vista una cosa: que todo empezó por un ratón.

14. Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.

15. Disneyland nunca estará terminado. Seguirá creciendo mientras exista la imaginación.

16. Una persona debe fijar sus objetivos cuanto antes y dedicar toda su energía y talento a ellos.

17. Nunca pude convencer a los financistas que Disneyland era viable, porque los sueños tienen poca garantía.

18. El dinero es algo que entiendo vagamente y pienso en él sólo cuando no lo tengo para financiar mis proyectos.

19. Sin personalidad, el carácter puede ser gracioso y hasta interesante, pero a menos que las personas logren identificarse con el personaje, una historia con un personaje sin personalidad no atrapa a la audiencia.

20. Coraje es la principal cualidad del liderazgo, en mi opinión, no importa dónde se ejerza. Por lo general, implica algunos riesgos, especialmente en las nuevas empresas.

21. Todas las adversidades que he tenido en mi vida, todos los problemas y obstáculos, me han fortalecido…Uno no se da cuenta de cuando sucede, pero una patada en los dientes puede ser la mejor cosa que le puede suceder en un momento dado.

22. Trato de construir una personalidad plena para cada uno de nuestros dibujos animados, que tengan una personalidad propia.

23. El placer sano, el deporte y la recreación son tan vitales para esta nación como el trabajo productivo y deberían tener una gran participación en el presupuesto nacional.

24. Son muchas las manos y los corazones que contribuyen al éxito de una persona

25. El valor de la fuerza de voluntad abre caminos.

curso-CG.jpg

Cuando me caigo me levanto.

Cuando me caigo me levanto.

 

La resiliencia es la capacidad de sobreponerse a las adversidades, sacar lo mejor de uno en los peores momentos. Aunque es cierto que unas personas son más resilientes que otras, la resiliencia no es algo que unos tengan y otros no, sino que se trata de una serie de habilidades que se pueden desarrollar, así como la inteligencia emocional.

Por eso, si me caigo me levanto, para dejar de ser un niño o niña limitada por un engreimiento bloqueador infantil o otras circunstancias que no permiten que ahora esa niña o niño atrapado en un cuerpo adulto, pueda valerse por si mismo.

resiliencia-1-300x241

Para activar esta resiliente fortaleza dormida puedes hacer lo siguiente:

 

Cultivar las relaciones

resiliencia

Cultiva un círculo de amistades cercanas y buenas relaciones familiares, porque estas son la personas que te van a escuchar y apoyar en los momentos difíciles, haciéndote más resiliente. Usa un pensamiento constructivo

Piensa de forma realista. Es decir, no veas los problemas o las crisis como catástrofes terribles e insoportables, sino como retos que has de superar. Procura tener una perspectiva amplia y pensar que esos problemas no van a durar para siempre, sino que acabarán pasando. Piensa que tienes la capacidad suficiente como para afrontarlos y encontrar soluciones.

 

Desarrolla metas y objetivos

Establece metas realistas que te ayuden a empezar a cambiar las cosas que deseas cambiar. Haz algo con regularidad, aunque solo suponga un pequeño pasó en la dirección hacia la que deseas avanzar, y recuerda el Coaching es un proceso perfecto para facilitarte el camino hacia metas, metas propuestas desde tu propia perspectiva de vida, metas que te brindaran la confianza total de que lo imposible se puede lograr.

Acepta la realidad

 resiliencia (1)

Quien se niega a aceptar la realidad tal y como es nunca podrá cambiarla. Y esto es así por dos motivos: o bien la niegas y cierras los ojos para no verla, lo que implica no hacer nada; o bien te enfureces tanto maldiciendo al mundo, al destino o a los dioses de todas las religiones, que eres incapaz de pensar. Y si no puedes pensar no solucionarás nada. Por otra parte, a veces las cosas no se pueden cambiar en el presente y es necesario saber tener paciencia y esperar. Lo que no tiene arreglo hoy puede tenerlo mañana. Mientras tanto,  acepta las cosas como son tratando de sentirte lo mejor posible con lo bueno que tienes en tu vida.

Actúa

Cuando estás ante una adversidad, intenta hacer todo lo que puedas, aunque tus intentos parezcan no conducir a nada. Si estás actuando es porque estás pensando soluciones. No importa si muchas de esas soluciones son ineficaces, lo importante es que estás usando tu mente y estás actuando, y eso hará que tarde o temprano logres algún avance o encuentres una idea. Si no haces nada, los problemas no desaparecerán por arte de magia, pero puedes hacer magia con los problemas.

Confía en ti mismo

A veces un problema parece tan difícil de resolver que nos parece imposible que podamos hacerlo. Este modo de pensar puede conducir a un sentimiento de impotencia, de estar atrapado sin poder hacer nada. Pero realmente no sabes lo que puedes hacer hasta que lo intentas. Por muy difícil que parezca, piensa que encontrarás el modo tarde o temprano y hallarás la solución. Eso es lo que significa confiar en ti, en tu capacidad y hacer que suceda.

Sé optimista, aunque sin dejar de ser realista

Ser optimista significa esperar que ocurran cosas buenas en tu vida, que la situación mejorará en el futuro, que eres capaz de controlar tu vida y hacer los cambios necesarios, y que la vida puede traerte momentos maravillosos que compensen los momentos amargos.

 

Aprende a crecer con tus problemas

Los problemas o las crisis son retos que te encuentras en la vida y que te empujan a sacar lo mejor de ti, a ser fuerte, a pensar y buscar soluciones, a actuar. A menudo te empujan a cambiar tu punto de vista y hacerlo más amplio y flexible, te hacen madurar y te hacen ver el mundo y a los demás de un modo más realista. De ti depende que los golpes que te da la vida te vuelvan mejor persona o te vuelvan un ser resentido y amargado por la “injusticia de la vida”. Esos golpes pueden hacerte más empático, más tolerante con la debilidad humana (la misma que has visto en ti en momentos de crisis), pueden ayudarte a comprender comportamientos y actitudes que no comprendías, pueden enseñarte acerca de tu propia fuerza interior. Los momentos de crisis pueden servir también para ver con claridad cuáles son las personas que valen la pena en tu vida, aquellos con los que de verdad puedes contar y empezar a apreciarlos más al ver su apoyo y su cariño en tiempos duros. Si sabes utilizarla y sacar partido de ella, la adversidad puede ayudarte a ser mejor persona.

Por supuesto, no queremos que nos pasen cosas malas, pero si nos pasan, al menos podemos aprovecharlas para sacar algo positivo de ellas. En una ocasión escuché una frase en una serie de televisión (Mentes Criminales) que me llamó la atención. Venía a decir que algunas personas que han sido severamente maltratadas en su infancia se convierten en maltratadores o criminales; pero otros se convierten en los que los capturan. Lo que la adversidad hace de ti, depende en gran parte de ti mismo, de tu elección.

Taller de Sonia1