Archivos Mensuales: abril 2013

“Resumen de conceptos importantes de la Gestalt”

 

Gestalt se define como un arte de contacto:

La atención plena es decir, la bienvenida a su riqueza y sus sombras, sus diferencias.

Estar en todo momento en pleno contacto con el entorno y con los demás, para establecer una relación real, significativa, por lo que todo el mundo vio actualmente.

Definición

Gestalt significa forma, estructura, configuración: una figura que se organiza sobre un fondo.  En el campo entorno de la organización en la que escribo esto, estoy viendo es la figura y el fondo existe en mi equipo, mi oficina, escuchar música, las obras que he consultado, los futuros lectores  de este texto etc.  En el Coaching, estoy presente con mi cliente y con todo su “fondo”, su contexto, que  destaca la figura de, por ejemplo, lo que me dice en este momento.

El objetivo del Coaching Gestalt es facilitar a la persona, la adaptación creativa de la relación de su cuerpo en totalidad, con el medio ambiente.

 La Gestalt es un enfoque terapéutico que tiene su origen en la obra de Fritz Perls (1893-1970). Es una terapia perteneciente a la Psicología Humanista (o Tercera Fuerza), la cual se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para tratar “enfermos”, sino también para desarrollar el potencial humano. Se encuentra así entre los enfoques que nacieron como alternativa al psicoanálisis y a las corrientes conductictas.

La Gestalt es una terapia integrativa y creativa. Tiene influencias del psicoanálisis, de las terapias psico-corporales de inspiración reichianas, del psicodrama, de la fenomenología, del existencialismo y de las filosofías orientales (“integracionismo asimilativo”). Tiene una teoría y unas prácticas concretas, pero éstas están en proceso de continuo cambio, creciendo intengrando conocimientos y prácticas de otras disciplinas. Esta integración es creativa, por no integrar como suma de partes sino configurando algo nuevo.

Integra las dimensiones sensorial, afectiva, intelectual, social y espiritual del ser humano: “permite una experiencia global en la cual el cuerpo puede hablarse, y la palabra encarnarse”. “La interrelación con el terapeuta no se limita al plano verbal. El paciente puede moverse, puede expresar, en el cuadro privilegiado del espacio terapéutico, su desesperanza, su rabia, su necesidad de ternura, …. puede permitirse llorar, gemir o gritar; puede dibujar, bailar, reír o cantar… Todo su ser se moviliza. Esta puesta en acción está acompañada de una verbalización emocional “en caliente”, junto a una toma de consciencia racional y compartida”. “El terapeuta no es el que sabe, sin un descubridor profesional, es una expedición conjunta” (S. Ginger, M. Albiñana).

Terapia Gestalt, que es una “terapia experiencial”, en la que se pone el acento en experimentar y darse cuenta más que de entender. Es más vivencial que intelectual. Por eso el terapeuta no interpreta sino que genera un espacio para trabajar.

Para ello utiliza diferentes técnicas además de la comunicación con la palabra, que conecten a la persona con su experiencia sensorial (“¿Qué siento físicamente y emocionalmente en este momento frente a lo que me está sucediendo?”), que conduce al darnos cuenta o a la toma de conciencia de cómo vivo aquello que me sucede y de qué manera lo paso al organismo (cuerpo, emociones y pensamientos) y finalmente a nuestras relaciones.

Perls la define como una terapia “fenomenológica, existencial y vivencial”:

Fenomenológica porque se basa en lo obvio, en lo que nos informan nuestros sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto en el “aquí y ahora” de cada situación.

Existencial porque una vez que la hemos conocido y asimilado ya sea como paciente o como terapeuta, se convierte en una brújula que nos orienta en la vida, especialmente en los momentos difíciles y conflictivos.

Y vivencial porque no basa el cambio en el razonamiento y el análisis de las situaciones. Solamente es, a través de la experiencia, siendo seres plenamente holísticos, cómo podemos ensayar, hacer elecciones y rechazos, descubrir y satisfacer nuestras necesidades.

La Gestalt nos recuerda que no somos mente, emociones y cuerpo, sino que somos una totalidad en donde estos tres elementos no los podemos separar pues forman parte de un todo que es más que la suma de sus partes. Y los tres, y no solamente uno o dos de ellos conforman nuestra experiencia.

La Gestalt facilita el florecimiento del ser humano:

Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir, a la racionalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos.

Se ocupa del “aquí y ahora”, considera más relevante que las personas exploren “cómo” experimentan un problema en el presente, a que busquen sus causas en el pasado.

Para eso es necesario estar en “contacto” con lo que sucede, desarrollando y abriendo la percepción de las sensaciones corporales y los sentimientos. Rehabilita la expresión de la emoción y del cuerpo.

Favorece que se produzca un “darse cuenta”, que es una comprensión profunda y no solo intelectual de la experiencia.

Permite que asuntos inconclusos del pasado se actualicen en el aquí y ahora y puedan cerrarse.

Favorece el surgimiento de una actitud de “aceptación” de lo que es y de lo que soy.

Promueve el desarrollo del “autoapoyo”( independencia), proceso por el cual las personas pueden encontrar sus propios recursos y soluciones a partir de sus darse cuenta, del desarrollo de mayor conciencia, de hacerse “responsables” y del despliegue de sus potencialidades.

Favorece un contacto auténtico con los demás, así como la creatividad en el contacto del organismo con el ambiente.

Nos ayuda a comprender los mecanismos que nos llevan a conductas repetitivas e insatisfactorias.

Nos permite experimentar cómo interrumpimos el logro de nuestras necesidades.

Nos ayuda a encontrar nuevas soluciones, a ser responsables, consientes, presentes. Es decir, a rescatar nuestro poder.

“La siento como un arte, una forma de estar presente, de estar consciente, y de contagiar al otro desde ahí. Algo de magia ocurre…”

INDICACIONES PRINCIPALES

La Gestalt se adapta a un campo de aplicación particularmente amplio: terapia individual, de pareja, etc. Se dirige a todas las edades.

Se aplica a personas llamadas “normales”, como a las llamadas “neúroticas”.

Las indicaciones más comunes, entre otras muchas, son (S. Ginger): Trabajo de duelo mal concluso, separación afectiva mal asumida; Depresión; Fatiga; Pérdida de energía; Desvalorización de sí mismo; Sentimiento de culpabilidad; Bloqueo emocional en “intelectualizaciones”; Sentimiento de vacío interior; etc.

Límites de contacto:

Gestalt se centra en la interacción entre una persona y su entorno (otras personas, el proyecto de  lugar, para resolver problemas).  Una situación no puede ser estudiada sin su contexto, el ciclo de contacto no es  un sistema cerrado sino un proceso abierto, en constante intercambio con el exterior.  En el Coaching Gestalt se  invita al cliente a tomar conciencia de lo que sucede entre él y el resto del mundo, de cómo los mundos internos

y la influencia externa, se vuelven rígidas, que herramientas usa para enfrentarse a eso.

 Resistencias

En la práctica, muchos ciclos siguen siendo incompletos, o son interrumpidos varias veces por el mismo cliente.

Ubicación (por ejemplo, las reuniones terminaron sin darse cuenta, las ideas que nunca se convierten  proyectos).  El entrenador está atento a lo largo de estos pasos e identifica las necesidades  bloqueos, paros, repeticiones, saltos.

El cliente es invitado a percibir en él, como en otros, se rompe el contacto, especialmente para a entender mejor lo que sucede en situaciones extremas y una presencia de calidad en  tiempos difíciles.

Estos bloqueos, paros, repeticiones, principales son:

– La confluencia más o menos para que coincida con otra, las tendencias dominantes: el “yo” se sustituye por el “Sí” (sin contactos en las fronteras)

– Principios de la introyección (a menudo en el pasado) que se ingiere y no se actualizan

… “Debe, tengo que …”  (Permeabilidad del contacto frontera)

– La proyección de sus propias representaciones sobre el otro;

– Retroflexión o la forma de tomar sobre sí mismo, de tragar lo que no es apropiado en no expresar  sus desacuerdos, miedos, opiniones, sentimientos

-deflexión o la evitación de medidas importantes, a menudo con explicaciones o tareas  lado del humor

– El no egoísmo o el ensimismamiento y la comunicación con los demás (la impermeabilidad la frontera de contacto)

Importante: no tenemos un juicio de valor sobre resistente.  Ellos son un mecanismo que todos podemos en el hecho de ser saludable (por ejemplo, cuando la transparencia no es posible o deseable, una retroflexión opinión es un proceso de ajuste).  “Patología”, ocurre cuando este proceso es sistemático.

linterna

Polaridad de ajuste y creativa

Este tema parece entender el concepto fundamental de “saludable” (para una persona, como para una organización), desarrollado por nuestro enfoque.  Tomemos, por ejemplo, la agresividad: si todavía estoy En este mismo orden de ideas, que he de saber “que no me dejara caminar por todo”, pero lo haré  privar a un equipo de la vida pacífica, – voy a perder las buenas relaciones, etc.  Si por el contrario todavía estoy en el registro de la bondad, voy a ser inadecuado en un entorno difícil, no sé cómo defenderme  un agresivo, un estafador, una situación de estrés, etc.

En Gestalt nos proponemos desarrollar al mismo tiempo la polaridad opuesta: lejos de congelarme en un solo lado del opuesto, que tratará de extenderme colocarme en un punto medio” el alcance de mi posible “en  la exploración de mis capacidades opuestas pero complementarias al reconciliarse.

Mediante la exploración de estos opuestos, el consultor tiene por objeto promover el flujo: este es el tema de “ajuste creativo ” lo central de la Gestalt.

La postura y la práctica del Coaching Gestalt

Aquí y ahora:

O más bien “cómo y por ahora”.  Lo que importa es cómo vivimos la situación actual.

No tenemos el poder de rehacer el pasado y sabemos lo que nos deparará el futuro.

Por contra esta contiene trazas de las emociones pasadas, a menudo de colores y esperanzas, y  los temores sobre el futuro.

La conciencia o la “conciencia”:

La vigilancia en todos los aspectos de la situación, racional y relacional, y personal contextual y emocional, se hizo eco de nosotros y de nuestro cliente.

La atención al proceso:

Al no encontrar una situación congelada, sino cómo se dice o sucede, y cómo evoluciona  los cambios en un contexto en el que se mueve.

Experimento:

Es mejor tratar.  Reducir el miedo a nuevas experiencias, tomar  riesgo, la posición de sí mismos cara a la otra.

La implicación personal y controlada:

Abandonar la neutralidad llamada “objetiva” e involucrarse con la riqueza de su personalidad,  la intuición, al informar sobre lo que tiene sentido por sí mismo en el momento.

Relación

La palanca de la Gestalt es la relación (no la transferencia o el aprendizaje del comportamiento) dialógica (el yo y el tú, el yo y el).

El resultado es la co-creación (y no la interpretación) del sentido (no la verdad)

La teoría paradójica del cambio

El cambio es a través del reconocimiento y la aceptación. Llegar a ser lo que soy, una rosa es una rosa, un elefante es un elefante.

Dale click a la imagen de nuestra próxima formación en Coaching Gestalt.

1017392_10151528445282291_1896639300_n

Bibliografía

CORNEJO, L. “Manual de Terapia Infantil Gestáltica”. Ed. Desclée De Brouwer, 1996.

NARANJO, C. “La vieja y la novísima gestalt’. Ed. Cuatro Vientos. Santiago de Chile, 1989.

OAKLANDER, V. “Ventanas a nuestros niños“ Ed. Cuatro Vientos. Chile, 1992.

PERLS, F. “Sueños y existencia“ Ed. Cuatro Vientos. Chile, 1974.

PERLS, F. “El enfoque gestáltico. Testimonios de terapia“ Ed. Cuatro Vientos. Chile, 1976..

SCHNAKE, A. “Sonia, te envío los cuadernos café“ Ed. Estaciones. Buenos Aires, 1987.

STEVENS, J. “El darse cuenta“ Ed. Cuatro Vientos. Chile, 1976.

ZINKER. J. “El proceso creativo en terapia gestalt“ Ed. Paidós. Buenos Aires, 1980

.O’CONNOR, Josehp y LAGES, Andrea. Coaching con PNL: guía práctica para obtener lo mejor de ti mismo y de los demás. Ediciones Urano, 2005.

DILTS, Robert. Coaching: Herramientas para el cambio. Urano, 2004.

Anuncios

“Metáforas Visuales para Potenciar la Mente”

Metáforas Visuales para Potenciar la Mente

Cartas creativas.

 

El sanador no debe de decir la verdad desnuda. Tiene que emplear imágenes alegorías, figuras y un lenguaje portentoso u otros caminos ocultos e indirectos….

_Paracelso.  


Las cartas creativas contienen metáforas, cada imagen se trasforma en un trampolín colorido hacia el mundo de la imaginación y el sueño. Las imágenes en conjunto nos dan la oportunidad de auto explorarnos para descubrir nuestro verdadero yo interno, otorgándonos a la vez la capacidad de ser creativos para descifrar y encontrar soluciones sobre los que nos sucede en cualquier plano de la vida. Símbolos, metáforas, e imágenes arquetípicas forman parte del tejido de la vida hacen de mediadores entre lo consiente y lo inconsciente, unen lo oculto con lo expuesto, Carl Jung iniciador de la psicología transpersonal describe los símbolos arquetípicos y metáforas como la “fuerza del espíritu “que influye en la vida interna, de la misma manera que lo hacen los órganos en todo el cuerpo. Jung veía en el mundo simbólico y metafórico una forma de expresión del mundo interno del “yo”.

Los símbolos reflejan los paisajes de nuestra alma y el mundo de los sentimientos, con la capacidad de despertar nuevas reacciones y un mejor  afrontamiento para  el mundo externo. El célebre escritor Jesuita Antoni de Mello recopila cuentos, metáforas, de distintas tradiciones religiosas con una enseñanza tan profunda que traspasa la piel para llegar al corazón. Estas narraciones con metáforas e imágenes nos ayudan a asimilar vivencias difíciles a enfrentar nuestros propios miedos. Frecuentemente las imágenes y metáforas son una de las  tánicas más exitosas que los caminos formales, para comprender, organizar  las vivencias duras y complejas. El uso de cuentos, metáforas y analogías  para curar es realizado desde los inicios de nuestra civilización, Los mejores psicoterapeutas lo utilizan en la terapia actual.

El camino de despertar y poner en movimiento los procesos de pensamiento no consiente es hablar con el idioma de las metáforas y las imágenes.   Este idioma primario, el idioma de los sueños, el juego la imaginación profunda, es un idioma olvidado (From 1951) así como en las computadoras su lenguaje binario basado en ceros y unos, es oculto a nuestro observar.   Para nosotros este lenguaje oculto se revive atreves de los cuentos, las metáforas e imágenes donde las cual las culturas antiguas, nos exponen de forma no amenazadora alternativas de comprensión, sanación y claridad mental.

Las cartas creativas representan imágenes, hechos y objetos que se ven imaginarios pero que expresan la verdad interna. Con el placer del juego, esta herramienta de descubrimiento invita al niño interno para que lo llevemos dentro de un viaje maravilloso, hacia nuestro verdadero ser donde la magia no se ve, se siente.

¿Para qué sirve?

• Facilitar el diálogo, la relación y la confianza mutua.

• Enfrentar situaciones de conflicto y de estrés.

• Trabajar sobre los obstáculos que impiden avanzar en la tarea autoimpuesta para lograr objetivos.

• Introducir el uso de metáforas y símbolos.

• Fomentar la narratividad.

• Desarrollar la creatividad y la imaginación.

Dr. Felipe Iannacone Martinez

Doctor “HONORIS CAUSA” por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega 2008.
• Presidente de la Sociedad Peruana de Psicoterapia.
• Psicoterapeuta Gestáltico, formador de psicoterapeutas, facilitadores terapéuticos, Coachs Gestalticos.
• Egresado del Doctorado en Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid-España. Egresado del Doctorado de Psicología, Educación, Salud Publica de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega.
• Egresado de la Maestría en Administración de Empresas Universidad Inca Garcilaso de la Vega.
• Psiquiatra Consultor de las AFPs .
• Past Decano de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, Facultad de Psicología y Ciencias Sociales.
• Docente de la Escuela de Postgrado de la Universidad Ricardo Palma, Universidad Inca Garcilaso de la Vega.
• Fundador y Presidente de ASEFIM, Director GestaltPerú SAC.
• Conferencista y Terapeuta de Grupos vivenciales. Más de 35 años en los Sectores Salud, Educación.

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt

Consultor

993119009 RPC

Coordinador Principal de la formación de Coaching Gestalt
Cocreador del curso Coaching con Metáforas Potenciadoras.
Diplomado en Coaching y Consultoria Universidad Ricardo Palma.
Coach Gestalt Certificado.(Escuela Latinoamericana de Coaching Gestalt)
Experto en Psicoterapia Gestalt.(Instituto de psicoterapia Gestaltperu.s.a.c.
Especialista en Hipnoterapia Estratégica. .(Instituto de psicoterapia Gestaltperu.s.a.c.)
Técnico en Recursos Humanos. (Instituto de Consultoría y Capacitación ASEFIM)

Textos Bibliográficos complementarios:

  1. Sigmund Freud, Para Principiantes Obras Completas: Sicopatología de la vida cotidiana (1901) Tótem y Tabú (1913-1914)
  2. Alí Sami: “De la proyección” Editorial Petrel Madrid, 1982
  3. Bellack, L.: “TAT, CAT, SAT uso clínico” Manual Moderno México,1990
  4. “La psicología Proyectiva” Paidos Buenos Aires, 1967
  5. Grecco, Eduardo Horacio: “Volver a Jung” Ediciones Continente, 1995
  6. Von Franz, Marie-Louise: “Sobre adivinación y sincronicidad. La psicología de las casualidades
  7. Significativas” Paidos, 1999 “Sobre los sueños y la muerte” Editorial Kairos, 1990
  8. Jung para principiantes.

 

 

 

¿Qué mecanismo usa la mente para causarnos problemas? ¿Porque es importante conocer el Ciclo de la experiencia.

El ciclo de la experiencia y los mecanismos de autointerrupción del contacto

Formación de Coaching Gestalt

La Gestalt no es una aplicación práctica de la psicología de la gestalt sino que su relación en más bien metafórica. La Gestalt fue la manera de hacer terapia, de Fritz Perls, su creador junto con su mujer Laura Perls. De todas maneras F. Perls tomó prestadas algunas de las Leyes gestálticas de la organización de la experiencia como la:

Ley del Cierre: Tendencia a agrupar con base a figuras cerradas o completas en lugar de hacerlo con figuras abiertas o incompletas. Tendencia a rellenar los espacio vacios.

Figura-Fondo: Figura hace referencia al objeto que estamos percibiendo y Fondo se refiere al contexto o los espacios alrededor del objeto. A veces una figura se convierte en fondo y viceversa. Podemos alternarlos porque estamos ausentes de intencionalidad. La palabra de origen alemán Gestalt se refiere precisamente a esa forma o configuración de la figura-fondo.

Trasladado a lo orgánico, a la vivencia de nuestro aquí y ahora, el fondo es algo en si mismo sin demasiada entidad, sin embargo, muy fértil por las innumerables figuras que nos pone de relieve. En contraposición al fondo fértil está el fondo rígido o estéril que sólo nos ofrece compulsivamente la misma figura reproducidas de mil maneras diferentes.

Fritz y Laura Perls trasladaron estas leyes relativas a cómo organizamos nuestra percepción, al mundo interior de las personas y se dio cuenta que en relación a la ley del cierre las personas tenemos una tendencia natural a completar, no solo lo que percibimos sino también nuestras experiencias. Cualquier experiencia que quede sin completar se convierte en una gestalt incompleta (término muy usado en Gestalt, también, un asunto inconcluso) quedando pendiente en nuestro organismos pugnando por completarse. Los asuntos inconclusos del pasado, pasan a un fondo y en ocasiones emergen a nuestra consciencia haciéndose figura, por la tendencia de éstos a buscar completarse. En este momento o los atendemos y cerramos la Gestalt o bien pasarán por rechazo a sumergirse en el fondo hasta la nueva oportunidad de emerger. La Gestalt incompleta atenta contra el funcionamiento natural del organismo que es completar la propia experiencia, por lo que puede considerarse el primer paso al desajuste, de proceso de alienación neurótica.

En psicoanálisis los asuntos inconclusos es algo así como la compulsión a la repetición. El mantenimiento de asuntos inconclusos sobrecarga nuestro sistema y es esa compulsión, la llamada de aviso de la necesidad a completarse.

Los mecanismos neuróticos de evitación o interrupción del contacto.

el neurotico

Los mecanismos de evitación del contacto, según Serge Ginger, “funcionan en realidad como mecanismos de defensa, “reflejos provisionales de seguridad pero que a menudo resultan excesivos, inoportunos y anacrónicos”. Las resistencias son “mecanismos de evitación del contacto”, “mecanismos que bloquean la toma de consciencia de las propias conductas”. Son mecanismos muy corrientes y a menudo inconscientes. Los principales mecanismos de evitación del contacto son: introyección, proyección, retroflexión, deflexión y confluencia, algunos autores posteriores a Perls añaden la proflexión, la desencivilizacion, la fijación, postergación, (Salama Hector). En Gestalt estos mecanismos no tienen una connotación negativa, sino más bien son considerados una fuente de energía, “es la resistencia de los materiales la que permite a un puente realizar su función.

El ciclo de la experiencia y lo mecanismos de autointerrupción del contacto

En una persona “sana” la satisfacción de nuestras necesidades se puede ilustrar a través de un ciclo o recorrido. Por “persona sana” me refiero a una persona en la que su energía organísmica fluye de forma natural y espontánea y hablaremos de persona perturbada aquella en la que su flujo organísmico hacía la satisfacción de sus necesidades esta autointerrumpido.

El ciclo de la experiencia o de la satisfacción de las necesidades es el ciclo que se da cuando “una necesidad organísmica emerge y pugna por su satisfacción”. Podemos explicar el ciclo de la experiencia desde los principios de la psicología gestalt de los que se nutrió Perls, la Ley del Cierre y la Figura/Fondo por el que las necesidades emergen a nuestro darse cuenta, se hacen figura, y el organismo de forma natural tiende a completarlas, a satisfacerlas; de no ser así, la necesidad no satisfecha vuelve al fondo convirtiéndose en una Gestalt incompleta que volverá a emerger hasta quela atendamos. La Gestalt propone el ciclo de la experiencia como un análisis de la fluidez o bloqueo de la autorregulación organísmica.

Fases del ciclo: sensación, consciencia, energetización, acción, contacto, realización y retirada.

A continuación una descripción del funcionamiento sano del ciclo y las autointerrupciones al contacto de cada fase:

Partimos del REPOSO, de un estado de plenitud, desde el ser, lo que se llama también el vacío fértil.

Esta 1ª fase puede estar interrumpida por la DESENSIBILIZACIÓN, un vivir “anestesiado”; no hay contacto con la sensación, es un estar congelado. Hay rigidez muscular e intelectual que impide la excitación corporal. Aquí ni me entero de qué necesito, estoy desensibilizado de mí mismo, atareado en una verborrea de asuntos inacabados, en un juego de autotortura que nos lleva a una vivencia de frustración, un vacío doloroso en el que me torturo a mi mismo en mi propia impotencia.

Tras el reposo aparece la SENSACIÓN, emerge una necesidad, de momento difusa, sólo captamos señales sensoriales y nuestro organismo manifiesta un déficit. Este déficit genera una tensión hacia la satisfacción de la necesidad. Hay una excitación sensorial y motriz (respiración) aunque no una verdadera energetización. En este momento aparece la dificultad de contactar con la necesidad porque nos evoca asuntos anteriores inconclusos y en lugar de una sana tensión hacía la satisfacción hay la angustia por lo inconcluso. La interrupción que aparece en esta fase para evitar la angustia en la PROYECCIÓN, Poner en la otra persona algo que me pertenece. Con la proyección la persona coloca afuera lo que no puede sostener. En la proyección la persona está utilizando su fantasía sin enterarse.

Tras la sensación, tomo CONSCIENCIA de lo que me pasa, puedo nombrar la necesidad, “tengo sed”, “necesito ternura”, me doy cuenta… En esta fase el mecanismo que evita el contacto con lo que necesito es la INTROYECCIÓN, me doy cuenta de lo que necesito pero no hay una movilización energética, por ejemplo “estoy enfadado!!” sin embargo me digo, “debo ser amable”, oponiéndose este introyecto a lo organísmico. La necesidad me sigue  conectando con lo inconcluso y tengo angustia (que sustituye a la tensión a la satisfacción) En este momento la respiración y sensibilidad están empobrecidas y se reactivan creencias antiguas, infantilismos que en algún momento fueron útiles sin embargo ahora ya no. Los introyectos relacionados con la propia autoexigencia a menudo tienen una formulación lingüística como “debo de…”, y “tengo que…”. En el origen de un introyecto hay una prohibición que actúa como un “no tengo permiso y que de adulto acaba en un “no soy capaz de……”, una vivencia interna de incapacidad.

Una vez que tomo consciencia de lo que necesito bien porque puedo nombrarlo o representarme una imagen hay una movilización de la energía, una ENERGETIZACIÓN y pasar a la ACCIÓN. Con la excitación corporal se pasa a la acción, sigo mis impulsos, elijo el modo en que satisfaré mi necesidad (mi necesidad de ternura, con un abrazo?, mi necesidad de poner límites, con un “No!”?, …). El mecanismo que puede interferir en la energetización a la acción es la RETROFLEXIÓN que actúa como un “apagar motores” para evitar el contacto con la satisfacción de nuestras necesidades. En la energetización aparece la excitación, el autocontrol y el miedo que nos lleva a reproducir antiguos patrones de funcionamiento que desembocan en una acción incoherente que genera frustración, una vez más. En el camino a la frustración interiorizamos nuestro propio mandato, un nuevo introyecto en relación con la necesidad  insatisfecha, “¡siempre lo mismo!”, “¡otra vez, no soy capaz de conseguirlo!” el pez que se muerde la cola. La retroflexión es el mecanismo que “emplean las personas que se hacen a si mismas aquello que quisieran hacerle a otras personas u objetos”. La retroflexión sana es aquella que nos evita consecuencias nefastas “retroflexionar mi deseo de robar en un supermercado”.

Con la energía corporal que me lleva a la acción hago CONTACTO, satisfago mi necesidad, hay un intercambio con el entorno. Beso, como, grito, comprendo, veo, lloro, … contacto con la persona y experimento el placer. Tras el contacto, satisfacción, REALIZACION, es la celebración del contacto con mi necesidad y su satisfacción. El mecanismo que puede aparecer en esta fase es la DEFLEXIÓN motivada en prevenir más que en satisfacer, reflexionar es un enfriar el contacto. La deflexión “se caracteriza por una conducta de evitación”.Por ejemplo me hacen una pregunta personal y deflexiono con un discurso lleno de generalidades, así me siento en calma frente a la pregunta que puedo considerar como un ataque a mi intimidad. Por ejemplo el deflector es una persona que habitualmente “se va por la tangente”.

Tras la realización llega de nuevo, el REPOSO. Una vez satisfecha mi necesidad me retiro, estoy bien conmigo mismo, me siento pleno hasta que aparezca otra sensación que inicia de nuevo el proceso. La CONFLUENCIA puede interrumpir el ir hacia el reposo y quedarme  “pegado” al contacto. En la confluencia la persona pierde el límite entre sí misma y su entorno y se experimenta dificultad para retirarse una vez se ha contactado y satisfecho la necesidad.

La PROFLEXIÓN es algo así como dar para recibir. La adulación se experimenta como necesaria para vivir. Es un “te hago caso para que me hagas caso”, “te abrazo para que me abraces”. A menudo el orgullo impide al proflector pedir directamente lo que necesita del otro ya que esto nos pone en contacto con nuestras necesidades, que es precisamente lo que a menudo queremos evitar.

Referencias

Peñarrubia, Francisco (1998). Terapia gestalt. La vía del vacío fértil. Alianza Editorial.

Petit, Marie (1984). La terapia gestalt. Editorial Kairós.

Perls, Fritz (1976). El enfoque guestáltico y testimonios de terapia. Editorial Cuatro Vientos.

taller ENAMORANDOME DE Mí…para mujeres

Para TI MUJER  que te esfuerzas en ser mejor cada día

  • Que estas buscando alguien con quien compartir tu proyecto de vida
  • Que a veces te sientes sola y tienes miedo de quedarte sola
  • Que has logrado grandes cosas con tu esfuerzo y que es difícil que alguien te sorprendan
  • Que te has decepcionado y has sufrido por alguien
  • Que quiere amar y sentirte amada
  • Que inicias una relación y quieres que funcione

A ti mujer, inmensa, sensible, delicada, pero a la vez fuerte y poderosa, que quiere enamorarse y ser feliz,

Te invito al taller ENAMORANDOME DE MÍ…para mujeres:

Taller enamorandome de mi

  • Un espacio de interiorización y reflexión que lo llevaremos a otro nivel de  desarrollo.
  • Entendimiento de quien eres como mujer y tus ámbitos de actuación
  • Desarrollaremos juntas objetivos de crecimiento personal y del amor que te llevarán a ser la mujer enamorada y enamorable que hay en ti
  • Compartiremos nuestras vivencias para entender que pensamientos y creencias no nos están ayudando a establecer una relación   o crecer en pareja.

El jueves 25 de abril de 7 pm a 10pm.

Inscripción s/120   cta BCP s/ 193-23880317-0-31

Escríbenos al facebook sonia miyashiro o a soniamiyashirocoach@gmail.com o llámanos al 993 525 168 rpc – 993 119009 rpc. Capacidad limitada.