LA SORPRESA DEL MATRIMONIO


El amor es una parte del orden. El orden precede al amor, y el amor solo puede desarrollarse en el marco del orden. El orden nos viene dado El amor se subordina a un orden y después puede prosperar, de la misma manera que una semilla se hunde en la tierra para crecer y florecer ahí.

Bert Hellinger.

Durante aproximadamente un mes, yo, mi esposa, su familia los Vivanco Tanta y mi familia los Valencia Cano, hemos convivido con el proceso y la tensión de casarnos porque al inicio era solo la familia y amigos muy íntimos pero al pasar el tiempo fue creciendo y todo gracias a esta bendita frase “Uno no se casa 2 veces” y cual bola de nieve que baja de una montaña se fue agrandando nuestro ritual matrimonial.  Las tarjetas, los invitados, la comida de buen sabor y de generosas manos preparada por la tía Alejandra, los bocaditos, la ropa, la decoración, la torta, el maestro de ceremonia, la foto en fin muchos etc.

Dicen que no existen casualidades que todo es causalidad y cuando la secuencia de los acontecimientos favorece es porque es y tiene que ser…   y así fue nuestro matrimonio desde la recaudación de la inversión hasta los simbólicos anillos.

A veces lo que uno se imagina es, pero muchas veces más lo que uno se imagina no es y esa es la frase que describe lo ocurrido en el registro civil de Lima donde me case con mi esposa Nataly, nosotros imaginamos que allí sería un trámite más, de firmas y aplausos y lo mejor iba a ser en  nuestra recepción con bocaditos, comida y el cantante amigo que se encontraba con la voz ya afinada esperando.

Pero grande fue la sorpresa  para mí y para mi esposa, cuando al llegar un señor de la municipalidad nos llamó a un costado y cual intención oscura de realizar un acuerdo nos dijo _le realizamos el ritual ceremonial de matrimonio por cierta cantidad de dinero, recuerden “ uno no se casa 2 veces” para ese momento ya estaba sospechando de la frase pero la alegría de mi esposa y yo por casarnos y que todo salga mejor que bien, hizo que realizáramos la inversión, la cual fue una acertada decisión por todo lo que paso después,  con un maestro de ceremonia de escasa cabellera (era calvo y con bigotes para compensar según comentarios) que nos indicó como seria todo, con un orden y entrenamiento de escasos 5 minutos.

Todo inicio con nuestra caminata de la mano por la alfombra roja cual estrellas de cine, con la música del tan, tan, tannn, tatatannnn, una representante de la alcaldesa Susana Villarán nos esperaba para hacer la lectura de los derechos civiles de unión e hicimos nuestros votos matrimoniales,

Yo,  Alexander Freddy Valencia Cano, prometo amarte, serte fiel, honrarte y apreciarte siempre. Prometo permanecer junto a ti en lo bueno y en lo malo. Prometo estar contigo en la enfermedad y la tristeza. Y prometo hacerte siempre feliz. (En este punto discrepo por motivos filosóficos y de experiencia de vida pero en fin hay que dejar de ser un intelectual aguafiestas) Por favor Nataly Carol Vivanco Tanta, acepta este anillo como símbolo de nuestro amor y unión.

Y luego después mi esposa:

Yo, Nataly Carol Vivanco Tanta, prometo amarte, serte fiel, honrarte y apreciarte siempre. Prometo permanecer junto a ti en lo bueno y en lo malo. Prometo estar contigo en la enfermedad y la tristeza. Y prometo hacerte siempre feliz. Por favor Alexander Freddy Valencia Cano, acepta este anillo como símbolo de nuestro amor y unión.

La que nos caso dijo luego.

_Pueden darse el primer Beso oficial (una foto de mi amigo Rafo atesora ese momento no solo por el beso sino también por la felicidad de nuestros padres).

10169168_775306715827078_6048043540569567108_n

El intercambio de aros, las firmas, nuestras palabras sobre nuestra unión en matrimonio, el brindis de honor, más las fotos artísticas por el mismo maestro de ceremonia quien filmo y dirigió todo el acontecimiento al compás de su experiencia, seguramente de muchos matrimonios atrás y la agudeza criolla de una persona que le gusta su trabajo, lo cual hiso memorable nuestro momento de unión oficial.

Al terminar y camino a nuestra recepción mi esposa y yo conversábamos sobre el momento y esa sensación que se siente cuando algo que esperas no solo llega de esa forma, sino que el destino te regala algo mejor.

Por Alexander Valencia.

Anuncios

Acerca de coaching para emprendedores

Coaching;¨Psicoterapeuta Gestalt;Consultor en Marketing de Redes Sociales.

Publicado el mayo 18, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. fue un hermoso dia alex todo salio perfecto y espero que tengan una vida llena de felicidad y dicha un abrazo de tu cunada que te kiere mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: