Archivo del sitio

El amor, la desilusión y el dolor “Antonio Pavón y Sheyla Rojas”

Levantarte por la mañana del domingo y ver por televisión de señal abierta a un Hombre llorando a lagrima viva una desilusión y su fracaso de pareja y familiar; es realmente triste e indignante, quien ha vivido una separación o duelo mal curado, sabe que se siente al ver a una persona llorar por ese tema y es más el futuro que le depara a su hijo es previsible.

sheyla_11-07

Muchas veces nos manejamos por emociones y enganches que no tienen nada que ver con el amor y lo cual confundimos y le colocamos ese nombre porque es mejor creer que te aman y amas, que aceptar que no tienes esa capacidad.

Lo bueno de la televisión basura es que nos permite ver una novela más real en algunos momentos, y claro hay que estar atentos, con un filtro especial por encontrar esas informaciones que si nos ayudarán en la vida y no solo inyectarnos morbo o dolores de otras personas al alma, es algo así como jugar con drogas donde algunos mental y emocionalmente fuertes, salen y otros en su gran mayoría termina mal.

En ningún programa que propaga el drama que vive la familia disfuncional de Antonio Pavon y Sheyla Rojas se difunde la solución, a pesar de que él ha pedido la ayuda de un especialista en la Salud mental a gritos (psicólogo o coach bien capacitado) y eso es de esperar ya que la solución cuesta y por supuesto no vende tanto como el dolor ajeno y sus malos ejemplos.

Reza el dicho que lo que mal empieza, mal acaba, esa es una verdad a medias, lo que sí creo más valioso es como ser más humano y despertar nuestro sentido común para aceptar la responsabilidad de que nuestras acciones o conductas infantiles a una edad en la cual tenemos que ser padres y personas más maduras; terminan influyendo en nuestras familias, hijos, hermanos, padres etc.
Llevar a tu madre quien cuida a tu hijo a llorar y mostrar su dolor manipulado en la televisión eso es… (Esto sucede porque los abuelos confunden amor hacia sus nietos con ser niñeros a tiempo completo)
Decirle a la madre de tu hijo Candy y mala eso es… (Esto sucede porque hablamos desde del ego y no pensando en el futuro de su hijo)

En fin tantas cosas más marcadas en su expediente de pareja y familia que terminaran pagando su factura no solo ellos sino también su hijo y en un futuro hasta sus nietos.

Pero como ayudarlos en todo lo que usted está leyendo he dejado ciertas claves para la solución que no solo sirve para el caso de Antonio y Sheyla sino también para cualquier persona que llegue a pasar por este momento tan difícil como yo algún día lo pase.
Les dejo algunas sugerencias más.

1. Ser persistente en la terapia psicológica es decir asistir y ganarle a las resistencias mentales.

  1. Evitar comentar tus problemas con los amigos ya que nunca 3 cervezas o una conversa de comadres de domingo nunca ha solucionado un problema familiar tan profundo.
  2. Despertar tu conciencia espiritual (rezar, confesarse, leer o estudiar sobre temas espirituales recomiendo los libros de Antony de Mello) claro sin llegar a ser fanático y creerte después profeta.
  3. Aprovechar para ponerte metas y encontrarle un sentido más trascendente a tu vida.Para finalizar les dejo una frase de maestro Bert Hellinger creador de las Constelaciones Familiares, frase que engloba todo este caso.

“A menudo la persona lastimada expresa su dolor en forma de reproche. Pero en ese caso eso no es dolor verdadero.
El gran dolor es sin reproche. Ese dolor sana. El otro es utilizado como arma y para todos significa solamente heridas”.

Articulo realizado por:

Nicolaz Valencia

10671332_10203692451212776_7823453527196652082_n

Anuncios