Archivos Mensuales: diciembre 2013

¿Que simboliza el fin de año?

¿Que simboliza el fin de año?

Participo en el  blog de Coaching Gestalt ya casi dos años, como primera experiencia ha sido muy acogedor ya que personas de otros países o de distintas partes del Perú donde vivo, se han comunicado a través del correo y comentarios, pero porque empiezo el tema de lo que significa el fin de año, de esta forma.

Cuando inicio algo nuevo no pienso solo en triunfar o en que no saldrá, sino lo hago por una pasión que me mueve a comunicar algo que considero es importante de conocer.

Y siguiendo el hilo, hoy es un día clave y simbólico para hacer que nuestro ayer sea parte del aprender, no de la angustia de lo que será mañana.

Muchos acá en Perú tienen varias cábalas o cosas que se hacen para tener buena suerte, algunos salen con maletas y corren con ellas con la esperanza del viaje, las uvas a las 12am, las lentejas que simbolizan trabajo constante, en fin una gran cantidad de cosas que se hacen para cambiar lo que no nos gustó del año anterior, o buscar la sonrisa de doña suerte, con acciones que harán que las bondades del universo se inclinen, sobre nuestras peticiones personales.

Lo que sí es seguro, es que todo lo que hacen y si lo hacen con fe y creen que pasara, realmente llegara a pasar, porque uno se predispone en hacer “que suceda” no solo esperar sino accionar para que eso que estaba solo en la mente pase a ser realidad.

Y llega a ser realidad para quienes abren sus puertas a la aventura del que vendrá, personas que rompen el miedo y hacen de la incertidumbre y la voluntad su mejor aliada, muchas veces el miedo a salir dañados nos limita y con ello borra la esperanza de algo mejor, en nuestras vidas.

Recuerda el año nuevo antes de abrir el champang o brindar con el vino. Construye un deseo en tu mente y luego acciona para que suceda en tu realidad.

El año nuevo consiste en optar por una nueva oportunidad sobre nuestras vidas, por iniciar el viaje más importante, que es viajar hacia nuestro interior y con ello extraer lo mejor, de quienes somos y hacia dónde vamos, con los dones que nos ha entregado Dios.

¡Feliz año nuevo 2014!

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt.

deseos-geek-año-nuevo

Crees tú… que todo te ocurre por casualidad?

Crees tú… que todo te ocurre por casualidad?

Las coincidencias, ¿son sólo acontecimientos fortuitos, como dicen los matemáticos, o hay algo más? Proponemos una exploración de la extraordinaria teoría que desarrolló el famoso psicólogo C. G. Jung.

“Coincidencia” es una palabra que se oye a menudo en labios de los racionalistas cuando alguien pretende sugerir que existen pruebas de la existencia de fenómenos paranormales. Pero en los últimos años, los defensores de lo paranormal han encontrado un arma en el concepto de “sincronicidad”, desarrollado por el gran psicólogo y filósofo Carl Gustav Jung.

Para Jung, incansable paladín de la liberalidad psicológica, el hecho de llamar coincidencia a un hecho fortuito. Las coincidencias existen; es un hecho. Y, lo más importante, las coincidencias parecen a menudo tener un significado para quienes las experimentan; es otro hecho. Jung señalaba que debe haber poca gente que no haya tenido en su vida la experiencia que se denomina “coincidencia significativa”. Muchos de nosotros nos resistimos a explicar o evaluar esos hechos por miedo a ser acusados de crédulos o supersticiosos. Pero sentimos frecuentemente que son algo más que mera casualidad.

jung-tumblr_l5vll9SEI31qcevmpo1_r1_500

“En la INDIA se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”
La primera dice: “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

coincidencias
La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.
La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.
Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.
Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado”.

1017392_10151528445282291_1896639300_n

El vacío con una puerta para activar tu prosperidad.

Hace unos años atrás, inquilinos que habitaban mi departamento por ese entonces se llevaron tres cajas de libros que tenía, los había puesto en cajas porque no podían estar en mi cuarto y por ese entonces también decidí estudiar por completo el tema de la psicología pero siempre me daba unas entrañables revisadas a esos libros que tenía en las cajas, eran novelas algunas autografiadas y con dedicatoria, de memorables escritores peruanos y otros libros de auto superación que fui coleccionando sin leer ninguno por completo.

Las calamidades pueden ser causa de crecimiento o despertar” dijo el maestro. Y lo explico del siguiente modo:
“Había un pájaro que se refugiaba a diario en las ramas secas de un arbola que se alzaba en medio de una enorme llanura desértica. Un día, una ráfaga de viento arranco de raíz el árbol, obligando al pobre pájaro a volar cien millas en busca de un nuevo refugio…Hasta que llego a un bosque lleno de árboles cargados de ricas frutas”
Y concluyo el maestro: “Si el árbol seco se hubiera mantenido de pie, nada hubiera inducido al pájaro a renunciar a su seguridad y hacerse a volar”.

Ley del vacío fértil

¿Tienes el hábito de guardar cosas inútiles?, creyendo que un día (no sabes cuándo…Vas a necesitarlas?

¿Tienes el hábito de guardar ropas, zapatos, muebles, utensilios domésticos y cosas que ya no usas desde hace tiempo?

¿Y dentro tuyo?

¿Tienes el hábito de guardar resentimientos, rencores, tristezas y miedos?

¡Si tú casa esta desordenada y llena de objetos que no utilizas!

¡Esto va contra tu prosperidad!

Es preciso que dejes un espacio, un vacío, para que cosas nuevas lleguen a tu vida.

Es preciso que te deshagas de todo lo inútil que hay en tu casa y en tu vida, para que la prosperidad llegue.

La fuerza de ese vacío es lo que absorberá y atraerá todo lo que deseas.

Mientras estés material, o, emocionalmente cargado de sentimientos y cosas viejas e inútiles, no tendrás espacio para nuevas oportunidades…

Los bienes necesitan circular.

Limpia los cajones, los armarios, el garaje.

La actitud de guardar un montón de cosas que no utilizas, solo encadena tu vida.

No son los objetos los guardados los que estancan tu vida, sino el significado de la actitud de guardar.

Cuando se guarda o se acumula cosas que no se usan, se considera la posibilidad de falta, de carencia…

Con esa idea, le estás enviando dos mensajes a tu cerebro y al Universo…

1º. Que no confías en el mañana.

2º. Que piensas que lo nuevo, lo mejor y la abundancia, no son para ti.

Por eso te encuentras bien guardando cosas inútiles.

En diversos estudios y libros podemos encontrar la frase de:

Las telarañas de tu hogar, son tus telarañas mentales.

Por esa intuitiva razón libérate de lo que ya perdió valor por el paso del tiempo.

Regalos de personas que ya han desaparecido de tu entorno.

Deja entrar lo nuevo a tu casa…

Y dentro de ti mismo-a.

Practica la ley del vacío fértil y deja que la prosperidad, el amor y la paz lleguen a ti.
O deja que te roben lo que ya no utilizas.


Coaching-el-exito-en-tus-manos-barcelona001

 

 

1017392_10151528445282291_1896639300_n

La pelota de vóley

La edad arruga el cuerpo, renunciar arruga el alma.
– Douglas McArthur

Recuerdo que de tanto pedirle a mi padre una pelota para jugar o atacar el aburrimiento. Un día de esos que uno no espera se decidió y nos fuimos aun mercado cerca de mi casa y compro una 1Gaby, con aroma a nuevo. Él tenía la plena seguridad de que aprendería a jugar vóley y sería la mejor en ese deporte yo por mi parte solo quería complacerlo, meses antes mi madre me puso en una academia de vóley en la parroquia y allí durante las 26 clases que tuve, llore 20, porque todo me salía mal y mi padre que es un tipo de esos muy optimista me decía que lo importante era el esfuerzo y con eso tenía ganado el juego yo pensaba quiero jugar y ganar a esas gordas que tengo como rivales, pero me ganaba la rabia y la poca paciencia para aprender.

Así que termino el verano y quería tener una digna revancha para el próximo año con esos fines de ganar y reírme de ese niñas redondas por fin, ellas que cuando no iba mi padre me hacían muecas y me decían que solo era buena para traer la pelota, niñas gruesas como las odiaba deseaba intensamente que la pelota les caiga en el rostro y sientan dolor pero no sé porque a mí me terminaba cayendo la jodida esfera de jebe varias veces y no solo en el rostro sino en varias partes de mi cuerpo. El profesor un señor alto moreno de manos grandes y sonrisa de papa Noel embetunado, decía sin dolor no se aprende, creo que eso me predisponía a llorar cuando perdía con esas gordas.

Mi padre compro la pelota después de tres meses de insistencia bueno el me enseño que si se quiere algo hay que insistir y así también fue como me compraron la bicicleta. La pedí durante casi un año.
Pero lo que me olvide de pedirle con insistencia es que el juegue conmigo y que haga de sus palabras sobre la gran voleibolista un ejercicio continuo de día a día en el entrenamiento de manos que arden y pelota que vuela constante en el aire.

Nunca durante ese año jugamos, la pelota está toda marcada de suciedad así como cuando nos quema el sol donde no nos ponemos bloqueador, se encuentra en un rincón de la sala imagino con la esperanza de algún día ser usada y convertir a alguna persona en una voleibolista de las que hace equipo con Natalia Málaga, y lo gana todo y si no gana nos hace creer en la esperanza de que llegara el día de tanto insistir que ganemos y ganemos todos.
Ojala que mi padre en esta navidad no me compre un regalo sino me regale el tiempo para aprender a jugar y aceptar que se aprende cuando se pierde y se gana cuando insistimos.
945186_487882447995578_1841224799_n

Por Vale.

No hay un salto gigante que lo consiga todo. Son un montón de pequeños pasos.
– Peter A. Cohen
1 pelota de vóley, marca peruana viniboll.

La Magia del DAR!!!

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.”

San Agustín

Muchas veces esperamos que nos den algo sin haber dado primero. Todo el tiempo estamos a la expectativa y sentimos que no recibimos nada de nadie; ¿Pero te has puesto a pensar porque eso sucede?

Hay una vieja frase que dice “intentar recibir sin dar algo primero es tan estéril como querer cosechar sin haber sembrado”, y mucho hay de cierto en esta afirmación. Muchas veces, pretendemos que el mundo nos de algo y nos quejamos si no lo recibimos.

¿Te has puesto a pensar  si tú estás dando o compartiendo tu talento con los que menos tienen?

Mientras más des, más recibirás y mantendrás a todos aquellos que te acompañan muy bien, pero sobre todo sentirte bien contigo mismo. Empezar a dar y saber valorar lo que uno recibe, puede ser uno de los puntos clave del crecimiento personal como espiritual.

Hace poco empezamos una campaña llamada “Regalando sonrisas” es un compartir con esperanza y mensaje de integración tanto familiar como espiritual. En esta fecha tan importante seas o no creyente, lo importante es dar un poco de todas las bendiciones que tuvimos este 2013 y entiéndase por bendiciones los agradables y duros momentos de aprendizaje que vivimos el grupo organizador.

Creemos firmemente en el agradecimiento como un acto de accionar giratorio que nos permite humanizarnos, entiéndase por humanizarnos ser mejores personas, nuestro reto es generar un compartir con un gran mensaje de esperanza y FE para los niños del Asentamiento Humano “Cerro Valdivieso” de San Martin de Porres .Nuestra idea en primera instancia era para 50 niños que están inscritos en el comedor popular y vasos de leche que se encuentran en la Zona,  pero al tener un contacto más directo con la Señora María Molina encargada general de todos los vasos de leche del lugar, nos dimos la sorpresa que son más de 200 niños y francamente nos gustaría llevar algo más que nuestras buenas intenciones con solo 50 niños, para eso necesitamos de TÚ ayuda que será destinada a poder llevar un mensaje de esperanza y FÉ, que se puede construir un Mundo Mejor.

Que tenemos más posibilidades que limitaciones, que solo necesitamos raspar nuestra chispa interior. Que si queremos algo y le ponemos ganas, la magia del dar, será la luz inspiradora que nos acompañará este 2014.

1506825_10202064686034618_1432262838_n

Por Alexander Valencia Cano

Organizadoras

Nataly Vivanco Tanta

Margarita Sotelo

Rousel Vargas Gallo

Melisa Marin Mori

Cinthya Sarasa Saga Solis

https://www.facebook.com/events/781019655256799/?source=1 dale click para mas información.

19427185922026
cuenta de ahorros BCP
A nombre de Alexander Freddy Valencia Cano

o pueden llevar sus regalos

Av. Petith thouars cuadra 2, frente a la universidad Inca Garcilaso de la Vega. facultad de Psicologia, preguntar por Maryori.

Correo: coachingygestalt@gmail.com

Cel: 993119009 rpc

Taller “Metas para la Vida 3.0”.

 

unnamed

Esta navidad, regala GIFT CARDS del taller o regálatela a ti mismo. Empieza tu 2014 con metas claras

“Metas para la Vida 3.0 – 23 Enero 2014”

Aplicación de:

·         Programación Neurolingüística, Coaching, dinámicas de aprendizaje y Biodanza por la INVITADA ESPECIAL: Lic. IRMA REGINALDO
·         Incluye Material de trabajo y asesoría Online durante un mes.
·         5 horas de capacitación
·         2 facilitadores
·         Certificado
·         Coffee Break

  

Aprenderás:

·         Las herramientas del coaching, para el logro de Metas.
·         Desarrollo del planes de acción.
·         Preguntas poderosas para clarificar sus Metas.
·         Identificar recursos para la consecución de objetivos.
·         Entender y cambiar pensamientos limitantes del pasado.
·         Ganar enfoque y perspectiva sobre lo que es realmente importante en la Vida.
 Dirigido a quienes necesiten:

·         Lograr sus metas con efectividad.
·         Determinar metas en diferentes ámbitos de la vida
·         Aprender a desarrollar un plan de acción
·         Incrementar su desarrollo personal, autoliderazgo y autoconocimiento
·         Mejorar sus relaciones de pareja, familiares y sociales.
 ¿Inversión?:

Hasta el 20 de diciembre del 2013: s/200 (s/180 por persona si se inscriben dos a mas personas)

Hasta el 31 de Diciembre del 2013: s/220

Hasta el 16 de Enero del 2014:s/250 precio regular

¿Cómo adquirir GIFT CARDS? Sólo debes escribir al soniamiyashirocoach@gmail.com enviándonos el nombre, mail o teléfono de la persona agraciada y voucher del depósito a la cuenta BCP cuenta en soles:  193-238803170-31    CCI 002 193 1 238803170 31 10  

¿Cuándo? jueves 23 de enero 2014. Inscripciones hasta el 16 de enero del 2014

¿A qué hora? de 06:00 pm a 11:00 pm.

¿Dónde? Hotel Britania. Calle Independencia, 211 – Miraflores, Lima

¿Quieres más información? Telf.: 993-525-168 Rpc / 993-119-009 Rpc

Correo: soniamiyashirocoach@gmail.com 

Ponente: 

Sonia Miyashiro Matsumoto 

http://www.facebook.com/Soniamiyashiro  Dale Clic y Contactame en Facebook

·         Gerente General de  SM Coaching & Consulting
·         Certificada en Coaching Empresarial con PNL por la Sociedad de PNL de Richard Bander.
·         Coach con PNL y Team Coach Certificada por la Internacional Coaching community (ICC).
·         Master Practitioner en PNL por la Sociedad de PNL de Richard Bander.
·         Facilitador de Procesos de Cambio por la Escuela Superior de PNL (Abalada por John Grinder).
·         Consteladora Estructural nivel básico
·         Diplomada en coaching y consultoría URP .
·         Postgrado en implementación de Sistemas Integral de Gestión – Universidad de Lima. . Postgrado en gestión de negocios en Instituto Brasilero de Mercado Capitales – Rio de Janeiro.

Libérate de las mascaras, aplica la Gestalt en tú vida.

Cada vez que me pongo una mascara

Para tapar mi realidad.

Fingiendo ser lo que no soy

Fingiendo no ser lo que soy.

Lo hago para atraer a la gente

Luego descubro que solo atraigo otros enmascarados.

Alejando a los demás debido a un estorbo: la máscara.

Lo hago para evitar que la gente vea mis debilidades,

Luego descubro que al no ver mi humanidad

Los demás no me pueden querer por lo que soy.

Sino por la máscara.

Lo hago para preservar mis amistades; luego descubro, que cuando pierdo a un amigo por haber sido autentico, realmente no era amigo mío sino amigo de la máscara.

Lo hago para evitar ofender a alguien, y ser diplomático: luego descubro que aquello, que mas ofende a las personas con quiñes quiero intimar, es la máscara.

Lo hago convencido de que es lo mejor que puedo hacer para ser amado. Luego descubro la triste paradoja:

Lo que más deseo lograr con mis mascaras es precisamente lo que impido con ellas.

Gibran Khalil

Página oficialCOACHING GESTALT del facebook donde encontraras importante información. Me gusta

http://www.facebook.com/pages/Coaching-Gestalt/145322028918290

Alexander Valencia Cano

Coach Gestalt

Consultor

993119009

1017392_10151528445282291_1896639300_n

“La Vía del Genio” Anatomía del proceso creativo

“La genialidad, en realidad, significa poco más que la facultad de percibir de un modo inhabitual”.

William James

9975fbdae2ef020086150b5e61f28ad4

Según Spanski la mente humana puede funcionar en dos modalidades: en modalidad receptora y en modalidad procesadora. La procesadora es la que más desarrollada tenemos. La educación formal tiene como propósito el entrenarnos precisamente esta capacidad mental. Tenemos un objetivo, unos medios y una vía o metodología. La mente procesadora funciona de una manera racional en el sentido weberiano de adecuación de medios a fines. Como decía un profesor de matemáticas en el colegio: ante un problema hay que hacerse tres preguntas. “¿Qué me preguntan?, ¿Qué datos me dan?, y ¿cómo juego con ellos?.

No es éste un mal modelo de funcionamiento de la modalidad procesadora, modalidad que es muy útil para la vida diaria; nos permite tomar un autobús o un avión y llegar al punto de destino y alcanzar objetivos en el curso de nuestra existencia. Es útil y necesaria pero no suficiente si aspiramos a vivir una vida realmente creativa. Para ello hemos de ser capaces de acceder a la otra modalidad: la mente receptora y alcanzar niveles de excelencia en su manejo. ¿ En qué consiste esa capacidad receptora y por qué es tan importante en el proceso creativo?

Mejor que extendernos en teorías que pueden sonar a abstractas -cuando no abstrusas – para el lector no iniciado en estos temas, será el recurrir a un modelo, a un ejemplo viviente de alguien que ha experimentado ese grado de maestría en el manejo de ambas modalidades de pensamiento.

Walter Russel, “el hombre que descubrió y utilizó los secretos del universo” en el título del libro de Glenn Clark. Este autor junto con el Dr. Alexis Carrel durante los años treinta estaban muy preocupados por la marcha de un mundo que acababa de vivir una terrible crisis económica y que se encaminaba a pasos agigantados hacia una nueva contienda mundial. Había que hacer algo para evitarlo pero ¿qué?.Alexis Carrel le envió un mensaje. “El futuro de la humanidad está comprometido. El género humano sólo puede superar la crisis si somos capaces de encontrar a un grupo de personas que haya conectado con la sabiduría del Universo, conozcan sus leyes y vivan en conexión con la Fuente encarnándolas en sus vidas. ¿Puedes ayudarme a encontrarlos?”. No le resultó difícil encontrar alguno en el campo de la religión, pero se trataba de que fueran gentes situadas en el mundo de los negocios, la ingeniería o las artes. Encontró al Dr. George Washington Carver quien se entrevistó con el Dr. Carrel, pero pronto estalló la Segunda Guerra Mundial y poco después ambos fallecieron. Glenn Clark, fundador de un College, siguió buscando.

.Walter_Russell_Concentric_Spheres

Varias personas le hablaron de Walter Russel como la persona que encarnaba perfectamente el tipo de hombre que buscaba. Por fin se lo presentaron. ¿Quién era Walter Russel?. Sin haber completado la escuela primaria era un notable músico, excelente pintor, genial escultor, exitoso hombre de negocios, fantástico patinador artístico y modélico criador de caballos de raza, además de inspirado arquitecto, profundísimo filósofo, descubridor científico, extraordinario y prolífico escritor, conferenciante. Profundamente respetado por personajes de su tiempo como el poeta Rudyard Kipling, George Bernard Shaw, Thomas Edison y Franklin Delano Roosevelt, presidente de los Estados Unidos del que Walter Russel fue, además de amigo personal, su escultor oficial. Por lo demás recibió, doctorado honoris causa, condecoraciones y distinciones en diversos países, incluida la Academia de Artes y Letras de Toledo en España. Alguien que apenas había completado sus estudios primarios… “a los diez años tuve que dejar la escuela por reveses familiares y ponerme a trabajar”, explica Walter Russel que había nacido en Boston, Massachusetts el 19 de Mayo de 1871. ¿Cómo es posible?. Y, sobre todo, ¿cómo era este hombre y cómo llegó a saber tanto y tan bien?. Glenn Clark cuando se encuentra con él por primera vez le describe de la siguiente manera: “supe por el corte de su barba que hablaba con un artista. Por cejas anchas y por la profundidad de sus ojos que hablaba con un filósofo. Su modo eficiente y vital de hablar le revelaba como un hombre de acción. Había, además, una luz en sus ojos que le mostraban como alguien profundamente inspirado que vivía cerca de los Grandes Poderes Invisibles del universo. Además era de una sencillez y modestia pasmosas e inspiraba paz por todos sus poros. Por lo demás su

aspecto físico era normal, de baja estatura aunque, como vimos, de una gran talla artística, moral, intelectual y humana.

En un momento de la entrevista celebrada en su estudio de escultura en Nueva York a mitad de los años cuarenta, Glenn Clark se vuelve hacia él y le espeta “¿Puede darme el secreto de su vida?”. Walter Russel primero duda y luego responde: ” Sí, creo sinceramente que cada persona tiene a un genio consumado dentro de ella. Algunas parecen tenerlo más que otras sólo porque son más conscientes de ello, es la consciencia o inconsciencia de esto lo que hace que unos sean maestros y otros estén atados a la mediocridad. Creo que la mediocridad es auto-inflingida y que la genialidad es auto-otorgada. Todos los hombres exitosos que conocí -y he conocido a muchos- llevan dentro de ellos la llave que les abre a esa consciencia y permite que entre el poder universal que los convierte en maestros”.

¿Cuál es la llave?. Pregunta el entrevistador. “Esa llave es el deseo liberado en la gran Energía eterna del

Universo”.  ¿Podría explicarlo? “La esencia de la grandeza no está en los libros ni las escuelas. Está escrita en la conciencia interior de quien quiera que intensamente busque perfeccionarse en sus logros creativos. Y esa esencia sólo es comprendida por esos hombres, cuyos mejores representantes destacan porque son infalibles

trabajadores y sus mentes se hacen más agudas a medida que cumplen años. La vida de los grandes hombres comienza a los cuarenta, cuando la de los hombres mediocres termina. Los genios son una fuente de logros creativos hasta que exhalan el último suspiro. Han aprendido a recoger el pensamiento -energía y a utilizarlo para plasmar sus concepciones en formas materiales. Su pensamiento está dirigido en la dirección deseada. Son capaces de gran concentración y dejan una obra considerable a la posteridad. Estas características son compartidas por los grandes hombres de nuestro tiempo como Edison, Henry Ford o Theodor Roosvelt”.

Su propia vida es un ejemplo de esto. Se mantuvo joven energético y productivo hasta una edad avanzada, igual le sucedió a Pablo Ruiz Picasso. El contento interior es la “variable de control” que promueve el éxtasis, “la condición normal de la mente genial”. Ese éxtasis interior de la mente es fuente de juventud y fuerza. Quien la encuentra, encuentra la omnipotencia y la omnisciencia “…Mandas la naturaleza en la medida en que estás dispuesto a obedecerla … la naturaleza es una diosa celosa para que te susurre al oído sus inspiraciones, tienes que quedarte completamente a solas con ella”.

En una ocasión, Lilliam Russel le pregunta a Rodin si era difícil aprender a ser un gran escultor. “No, señora -le respondió- no es difícil. Es muy simple. Todo lo que tienen que hacer es comprar un bloque de mármol y sacarle lo que no quiere”. Pero ¿cómo saber qué sacarle? ¿Cómo trasladar el pensamiento eterno en forma externa?. La fórmula de Walter Russel tiene cinco puntos: humildad, reverencia, propósito profundo y alegría.

ana-parache

“Nadie puede considerarse ni sombra de sabio si no aprende primero a “perder su yo”, sólo perdiéndolo puede llegar a encontrarse”.

1º- Humildad: se trata de abandonar la parte (yo personal) por el todo (yo universal). “Cuando alcancé el favor del público -dice Walter Russel- me sentí muy humilde porque supe en mi interior que había solamente comenzado a explotar mis recursos. Sabía que ni siquiera había alcanzado esa pulgada extra que separa de la mediocridad y que convierte a uno en un mensajero merecedor de serlo. Todo es idea, pensamiento, antes de plasmarse; todo proviene de la mente universal que conecta nuestras mentes y a la que pertenecen”.

2º- Reverencia: “Nadie puede negociar, escribir un libro o inventar nada sin tener primero esa profunda reverencia que le hace saber y sentirse como un mero intérprete del mundo del pensamiento, alguien que crea un producto con un propósito en mente. Ahora bien si te fijas sólo en el producto tan sólo verás los efectos de la causa. Si, por el contrario, miras reverentemente en el sentido contrario, hacia adentro de ti mismo. Te quedarás pasmado con lo que allí encontrarás. Para ello necesitas quietud y soledad para conocerte completamente. Entonces escucharás los susurros de la fuente universal de toda consciencia que te inspirarán. Esos son los mensajes auténticos, las revelaciones auténticas que te informarán, guiarán y mostrarán el camino hacia la Fuente del mundo del pensamiento y con gran reverencia saldrás de la Fuente a través del mundo del pensamiento al mundo que llamamos Creación o producir a través de las interpretaciones, las imágenes que se aprecian en tu mente y que no ves. Pronto te encontrarás utilizando las fuerzas cósmicas que tampoco puedes ver, en lugar de trabajar ciegamente en la oscuridad. Aprendí a entrar en mi estudio con la reverencia con la que uno entraría en un santuario preparado para que yo me convierta en co-creador con el Pensador Universal de todas las cosas. Al entrar en mi estudio no me digo “soy escultor, debería de ser capaz de hacer eso”. Sino que digo “soy un intérprete capaz de pensar aquello en mi que merece ser hecho”. Cuando consigo esa sensación, ese ritmo, esa medida que viene a mí como inspiración, entonces sé que puedo producirla, y nadie en el mundo me puede convencer de lo contrario”. Una anécdota al respecto de su capacidad como creador. Walter Russel había empezado a esculpir muy poco antes de recibir el encargo de esculpir el monumento a Mark Twain, era a la edad de cincuenta y seis años un reputado pintor pero no un escultor realmente. El concurso había quedado desierto porque la dificultad del proyecto -esculpir veintiocho figuras- imponía a los grandes talentos de la escultura en Estados Unidos que creían que no podía hacerse. Nunca se había hecho algo así con éxito. El monumento recibió los más encendidos elogios de Rudyard Kipling, John Masefield, George Bernard Shaw y otros escritores ingleses al punto que provocaron que el Gobierno británico adquiriese una réplica del monumento que quedó emplazada en los Victoria Embankment Gardens.

3º- Inspiración: “La inspiración viene sólo a aquellos que la buscan con humildad dirigidos hacia su propio logro y que reverencian todo lo creado. Con amor por tu trabajo, amor por la vida y reverencia por la fuerza universal que te da un poder ilimitado, sólo con pedirlo, puedes hacer todo aquello que te propongas. Los flashes de inspiración vienen sólo a aquellos que conectan en el universo y se armonizan con sus ritmos en comunión con él. La inspiración y la intuición son el lenguaje de luz a través del cual los hombres y Dios “inter-comunican”. El universo no concede favores sobre los pocos que selecciona como sus intérpretes. Sino al revés. El universo da a aquellos que no siendo elegidos, piden. El “enchufe” que te conecta es el deseo. Edison deseaba ser informado sobre cómo utilizar la idea que nos proporcionó la bombilla eléctrica. Encerrado en su templo interior, recibió flashes que fueron acercándole poco a poco a la respuesta pedida. “Pide y recibirás”. A ti te toca pedir. No puedo darte recetas concretas para encender tu chispa interior de fuego que te ilumine el camino hacia ti. Sólo puedo indicártelo y decirte que existe. A ti te corresponde encontrarlo. Y sólo puedes encontrarlo estando sólo con tus pensamientos el tiempo suficiente, a intervalos, para dar a tu voz interior la oportunidad de gritarte en voz distinguible ” aquí estoy dentro de ti “. Es la voz silenciosa de la naturaleza que habla a quien tenga oído para escucharla. Enciérrate en tu habitación o vete al bosque donde puedas estar solo. Solo en la soledad el universo te hablará en flashes de inspiración. Y de repente verás que sabes cosas que antes desconocías. Todo conocimiento existe en el Dios-Mente que se extiende en este universo eléctrico de expresión creativa a través del deseo. Sólo tienes que conectar con él, no hay nada que aprender sólo recogerlo o reconocerlo porque ya es tu herencia”.

4º- Propósito profundo: “Para que la transformación opere en tu interior precisas tener un propósito  profundo y genuino … tienes que concentrar la energía aislada e impedir que se dispare en nada que no sea tu propósito. Para que la energía se use se precisa de un plan y la cantidad de energía que fluye depende del propio deseo”.

5º- Alegría: “Te sorprenderá saber que el principio compensador de equilibrio que te recarga con nuevo pensamiento-energía cuando hayas gastado parte de él creando. Yace en aquellas simples cualidades de tu mente que llamamos: gozo, felicidad, entusiasmo, inspiración, intuición, efervescencia y con el nombre cumbre de todos los nombres: éxtasis. Es fácil que compruebes cómo la alegría de un logro te recarga con una energía equilibrante que te catapulta para el próximo logro. Si tu trabajo no te proporciona alegría o gozo y lo encuentras monótono y pesado, la descarga de energía precisa para el logro te desvitalizará y envejecerá prematuramente. Al pasar de los años la mente se entorpece con la constante descarga de energía agotadora y desvitalizante que conduce al cuerpo a su desintegración prematura. Cuanto mayor sea el logro en el interior de tu consciencia, mayor será la fuerza del recambio de pensamiento-energía dentro de ti.

frases-sobre-la-creatividad-106111202 (1)

La persona extática es la más dinámica, la más silente y la que menos precisa demostrar. Por éxtasis me refiero a esa rara cualidad mental que convierte a un hombre inspirado en alguien totalmente feliz en su concentración mental hasta el punto que su mente está imperturbable y nada puede distraerle que sea ajeno a su propósito. En cambio está agudamente consciente y receptivo a cuanto atañe a él. Los grandes compositores, escultores, pintores, inventores y visionarios de todos los tiempos alcanzaban tal estado de éxtasis en sus horas creativas. Por éxtasis quiero decir gozo y por gozo interior me refiero a esos fuegos inspiradores que arden en el interior de la consciencia de los grandes genios, fuegos que les confieren una indomable vitalidad espiritual superadora de todas las dificultades, que se rinden ante ella como el trigo ante el viento. Aquel que cultive ese tranquilo y discreto éxtasis de gozo interno pude escalar a la altura que desee y ser líder en su campo sea cual fuere éste … No hay ninguna indicación violenta aparente del éxtasis del que gozan en su soledad los grandes pensadores. No hay vestigios de dramatismo en ello tan sólo un a sutil luz en los ojos de la persona inspirada o una emanación aún más sutil rodeándole que te advierte que estás en presencia de alguien que ha superado la brecha que separa el plano mundano del mundo del espíritu.

Los afortunados que encienden esas hogueras de iluminación en su interior son aquellos que como Edison, Faraday o Goodyear nos proporcionan un nuevo tipo de civilización. Aquellos que como Mozart, Beethoven, Chopin o Tchaikowsky transforman los ritmos invisibles en visibles (y audibles) o aquellos, en fin, que como Michel Ángelo, Rodin o Rembrandt, traspasan sus éxtasis interiores regalándonos un universo reconocible de formas y símbolos. Esa alegría interior procede del milagro de descubrir el Yo que habita en el interior de cada ser humano. Con él viene algo más importante que el  éxito medido en fama, riquezas y prestigio social. La Vida Triunfante transciende todo éxito material.

La Vida Triunfante es la de todo aquel que da al mundo, en expresión creativa, más de lo que recibe de las creaciones de los demás. La mayor ambición de cada uno de nosotros debería ser el convertirnos en ese tipo de persona. Si ese deseo habitara el corazón de todos y de cada uno, habríamos puesto punto final al desequilibrio que provocan la ambición y el egoísmo y con él a la explotación del hombre por el hombre, al odio, a las guerras y al miedo a las guerras”.

Si en este artículo aparece, con alguna extensión, el pensamiento de Walter Russel es por varios motivos, dejando aparte la dificultad de encontrar sus libros.

1º- En primer lugar por su interés intrínseco. Es un extraordinario creador, genial en todo aquello que emprendió en una vida que equivale a la de cinco personas geniales juntas y diversas.

2º- Porque nos ofrece el camino por él seguido para conseguir sus más altos logros creativos.

3º- Porque coincide, en líneas generales, con lo que otros genios han dicho de sí mismos, de su vida y de su propio proceso creativo. Así el sabio y maestro oriental Aurobindo decía que quien crea que sus pensamientos los piensa él y surgen tan solo de su mente está tan errado como quien creyera que las noticias y la música y los reportajes se generan en el interior de un receptor de radio. Nuestra mente, concluye Aurobindo, es como ese receptor y transmisor de radio en la frecuencia adecuada para recibir la información de donde realmente emite. Paul Brunton, otro destacadísimo sabio británico maestro e introductor del Yoga en Occidente como disciplina de autorrealización y autor de una enciclopédica y profunda obra, es de similar opinión, Antonio Blay Fontcuberta, maestro de psicología de la autorrealización y autor, entre otros, de Creatividad y Plenitud de Vida, se manifiesta en similares términos: “nuestra mente individual está conectada a la Mente Universal de la que deriva todo su conocimiento y saber”. Heisenberg, Schrödinger, Max Planck, Pauli, Edington, Einstein … los grandes físicos de nuestra época llegaron, por diferentes caminos, a las mismas conclusiones (Cfr. al respecto el libro Cuestiones Cuánticas. Escritos Místicos de los Grandes Físicos, edit. Kairós, Barcelona). Otro tanto podría decirse de los estudios sobre la consciencia de Ken Wilber o Carl Pribran o del físico contemporáneo y meditador Zen Fritjof Capra autor de reconocidos libros como The Tao of Phisics y The Turning Point o de químicos como Ilya Prigogin, premio Nobel de química en 1977 y autor de su estudio sobre las estructuras disipativas en las que el caos se transforma en un cosmos de orden superior (Cfr. Prigogine y Stengers, La Nouvelle Alliance. Métamorphose de la Science. Gallimard 1986) o el físico David Bohm La totalidad y el Orden Implicado, o incluso D. Bohm y F.D. Peat Ciencia, Orden y Creatividad. Las raíces creativas de la ciencia y de la vida. (Ambos en versión española de la editorial Kairós).

Las anteriores investigaciones y otras que no citamos porque no nos anima un afán exhaustivo, sino expositivo, no hacen sino poner de manifiesto el Teorema de Kurt Gödel, matemático alemán que en los años treinta del siglo XX demostró, con números, que sólo comprendemos aquello que superamos. Así la aritmética, pongamos por ejemplo, sólo se entiende en profundidad si trascendemos al plano de la lógica y la alta política, la política de los grandes principios (libertad, equidad, etc.) cuando trascendemos al plano de la Ética. Análogamente la psique humana y su funcionamiento sólo es comprensible desde el plano óntico. Y el proceso creativo humano, cuando lo trascendemos. El Teorema de Gödel tiene más de sesenta años. Matemáticos brillantes de distintas escuelas han tratado de probar su falsedad. No han podido. Por tanto a fecha de hoy pasando ya en el año 2000 podemos afirmar que sólo podemos comprender el proceso creativo yendo más allá de lo pensado o creado y mirando más allá del receptor – transmisor. Porque, como dicen muy gráficamente los chinos, “el dedo que apunta a la luna, no es la luna”.

1017392_10151528445282291_1896639300_n

El ego es el artista de la estafa maestra (analisis de la película Revolver )

La película da un ejemplo perfecto de la interacción del ego en nuestra mente y en toda la película se llega a ver el personaje principal, Jake Green (Jason Statham) batallar y trascender su ego con la ayuda de sus liberadores, Avi (André Benjamin) y Zack ( Vincet Pastore). La película ofrece ejemplos perfectos de todos los pensamientos comunes y sistemas de creencias del ego usa para mantener el control. Además, en un esfuerzo por trascender el ego.

A lo largo de la película hay frases ingeniosas que provienen de fuentes diferentes pero todas esencialmente hablar de las cualidades del yo o ideales. He aquí algunos de los principios que deberían hacerle pensar.

El mayor enemigo se oculta en el último lugar que nunca buscarías. – Julio César, 75BC

La única manera de conseguir ser más inteligente es jugando contra un oponente más inteligente. – Fundamentos del Ajedrez

Primera regla de negocio, proteger tu inversión. – Etiqueta de la Banca de 1775

No se puede evitar la guerra, sólo puede ser pospuesta para dar ventajar a tu enemigo. -Niccolo Machiavelli 1502

“En cada partido, siempre hay un oponente y siempre una víctima. El truco es saber cuando eres el último para que poder llegar a ser el primero. “

Proceso de romper ego de Jake …

Primero a Jake se le dice que tiene sólo 3 días de vida por los médicos, debido a una enfermedad rara de la sangre. Esto es por supuesto el primer compromiso y más intenso con el ego desde, el ego es básicamente el falso sentido del yo (el cuerpo / mente). Así, el ego a partir de este momento se apareció en todo momento porque cada día y cada instante es una intensa lucha por mantener el control en lugar de ceder a rendirse. Además, el enemigo de Jake que es responsable de los 7 años que pasó en confinamiento solitario quiere matarlo después de que él le avergonzara por perder unos cientos de miles de dólares en una apuesta.

Seguidamente a Jake se le dice que puede ser protegido por Zack y Avi (usureros) para los próximos tres días, pero es sólo en determinadas condiciones. No hay preguntas o negociaciones
Tomarán cada centavo que posee. Tomando su inversión despacio como para que sea más difícil para el ego ver que le quitará poco a poco. Al infligir tanto dolor en el ego, el oponente (ego) las superficies y se hace fácilmente observable.

“Haz lo que te digo sin argumentos, responder a cualquier pregunta que se hace.”
Jake está siendo despojado de toda elección y la independencia, así como el derecho del ego de ser siempre “correcto”. Este proceso para Jake es degradante / humillante, despojándolo de toda soberbia (ego) y el apego. Todo esto se ve agravado por el hecho de que Jake se supone que morirá en los próximos días que nos lleva a la pregunta: “¿por qué pasé mis últimos días siendo un esclavo de estos dos hombres? Este hecho es crucial en la superficie del ego, ya que técnicamente no importa lo que sucede a su dinero al ver cómo él no puede llevarlo con él. Jake se pregunta por qué todavía me duele al dar dinero … esto, por supuesto, es la inversión de su ego que se está identificado y tomado de lo que crea sufrimiento a través de la proyección del ego de la importancia de la inversión (es decir, dinero).

Revolver__XVID___2005_-fanart9

Pensamientos de Jake a sí mismo sobre la pérdida de su dinero:

“Una parte de mí muere cada vez que pienso en ello”.

“Estos cabrones enfermos me están haciendo pagar, pagar por mi propio dolor.”

“¿Por qué me están arrastrando en este … ¿Por qué no me acaba de limpiar en un golpe?”

“Ellos quieren que yo sufra.”

Claramente vemos cómo el ego de Jake se ha invertido en dinero y perderlo le causa tormento físico y psicológico. Mientras que Jake estaba en la cárcel pasó un tiempo encerrado entre dos presos, uno un maestro de ajedrez, el otro un hombre con maestro. Básicamente, los tres se pasaron notas entre sí a través de libros que se repartieron cada día. Los dos habían dado con la fórmula definitiva para el (ego), la fórmula. Jake interceptado esta fórmula y la usó cuando salió de la cárcel, que es la forma en que amasó una fortuna en un tiempo muy corto. Sin embargo, la fórmula es mucho más profundo de lo que él piensa, la fórmula es la fórmula del ego, con el original y final, lo que significa que también es la fórmula a la trascendencia.

Una vez que entendemos cómo funciona el ego y su fórmula para la supervivencia por decirlo así, podemos derrotar / trascenderlo mediante el uso de ese conocimiento en su contra. Jake trata las reglas de la siguiente manera, prestar atención a cómo cada regla se refiere a la manipulación del ego o ideales del yo. Esencialmente todos los inconvenientes son sólo formas de manipular el ego de una marca. Es por eso que la regla número uno para ser un artista de la estafa es que no se puede con un hombre honesto. En otras palabras, una persona que es lo suficiente consciente como para no caer en una trampa que se está reproduciendo en su ego. En definitiva, el ego es el artista de la estafa maestra porque incluso los estafadores están siendo engañados por sus egos diciéndoles que necesitan para robar y manipular a los demás.

 

Reglamento  / Ego:

“La fórmula tiene una profundidad infinita en su eficacia y aplicación pero es asombrosamente simple y consistente por completo.”

“El arte es para mí para alimentar piezas a ti, y te hacen pensar que tomaste esas piezas, porque eres más inteligente y yo soy tonto. (Inflación del ego)
En cada juego, siempre hay un oponente (ego) y siempre hay una víctima (yo). Cuanto más control de la víctima cree que tiene, menos control en realidad tiene. Poco a poco se va a ahorcar, me como al oponente sólo le ayudará a lo largo.

Regla número uno de cualquier juego, sólo se puede ser más inteligentes al jugar a un oponente más inteligente.

Regla número 2, la más sofisticada del juego, el más sofisticado sea el oponente.

Si el oponente es muy bueno, va a colocar a la víctima en un entorno que él puede controlar. Cuanto más grande sea el entorno, más fácil el control. Poco a poco, la víctima juega según las reglas que se le enseña a jugar con él y será controlado por esas reglas. Encuentra su debilidad, darles un poco de lo que ellos creen que quieren. (Base de todas las oponentes) Así que el oponente simplemente distrae a su víctima para que se hayan consumido por su propio consumo. (“lo que está en él para mí?”, el deseo del ego, el orgullo y el narcisismo)

Sin embargo, si esto no funciona, el (ego) sofoca, humillar, ridiculizar o destruir por completo la amenaza. (auto-preservación/límites del ego) Cuanto mayor es el truco más viejo y el truco, más fácil es para tirar, en base a dos principios. Ellos piensan que no puede ser tan viejo y no puede ser tan grande para tanta gente que ha caído en la trampa. (¿Podría todo el mundo realmente ha caído en esta trampa obvia …?)
Cuanto más invierte la víctima, menos posibilidades se volverán. (Más el ego invierte más difícil es para trascenderlo)
Finalmente, cuando el oponente es desafiado o cuestionado, significa la inversión de la víctima y por lo tanto su inteligencia se cuestiona, nadie puede aceptarlo, ni siquiera a sí mismos. (identificar el ego por lo que es, puede ser muy difícil para la mente de aceptar, también implica que la mayor parte de la vida de la persona ha sido controlado y persiguiendo una ilusión.)
Usted siempre encontrará un buen oponente en el último lugar que nunca buscaría. ( a )

Si prestamos atención a estas reglas de la estafa se verá que son básicamente un resumen de cómo opera el ego y nos controla como “la víctima”, es decir, si optamos por dejarlo.

revolverntd_480x360

Jake, realizaciones sobre el ego:

“Hay algo en ti que desconozco. Algo que te voy a negar incluso que existe hasta que es demasiado tarde para hacer nada al respecto. Es la única razón por la que te levantas por la mañana. La única razón por la que sufrirá el jefe de mierda. La sangre, el sudor y las lágrimas. Esto se debe a que la gente conozca lo bueno, atractivo, generoso, gracioso, salvaje e inteligente que eres en realidad. El miedo o me veneran, pero por favor piensa que soy especial. Compartimos una adicción.Somos adictos a la aprobación. Todos estamos en esto por la palmada en la espalda y el reloj de oro, la cadera, la cadera. Mira al chico inteligente con la placa, puliendo su trofeo. Sigue brillando, diamante loco, porque sólo somos monos envueltos en trajes, suplicando por la aprobación de los demás. Si supiéramos esto, no haría esto. Alguien lo está escondiendo de nosotros, y si tuviera una segunda oportunidad que le pregunto, ¿por qué? “

Jake acaba de esbozar cómo el ego está completamente preocupado con carácter especial y su necesidad de aprobación externa. En esencia, el ego juega su parte kármica de acuerdo con el cumplimiento de sus necesidades y por lo tanto tiende a ser siempre descontento y buscar con insistencia. El ego se basa en la ilusión y por lo tanto en el apego a la forma. El ego por lo tanto, es implacable en su  búsqueda  de plenitud y felicidad sin saber que nunca será encontrado. Por lo tanto, para empezar a ver esto es darse cuenta de la cuestión de la auto-indagación, “por qué”. ”¿Quién o qué está tan preocupado?” “¿Y si la aprobación, la felicidad y el amor no se encuentran externamente quizás vienen de dentro de mí como una fuente de decisión interna y el poder …”

 

Más referencias del yo:

“Sus amigos están cerca, pero su enemigo se acerca.” (Ego es dentro , escondido detrás de sus propios pensamientos / creaciones ilusorias)
“El único enemigo que jamás haya existido es un eterno”. (ego de la mente)-

 

La trascendencia de Jake:

El contexto de la trascendencia final de Jake le pide perdón a su supuesto enemigo, ‘Macha’. Esto es significativo porque muestra una completa falta de inversión en las creencias del ego y opiniones así oficialmente uno mismo separan de ella y ser libre de su control. Por otra parte, Jake está aceptando inferioridad al enemigo y amarlo en lugar de resistirse a él. Por lo tanto, es un dejar ir de todo orgullo. Humildad radical tomada a lo absoluto es la trascendencia / iluminación.

“Dondequiera que usted no quiere ir es donde lo encontrará. ¿Qué es lo que tienes miedo del señor Green? “(Miedo es el ego, por lo tanto, la trascendencia sólo puede venir de enfrentar y superar todo temor.)

“Utilice su supuesto enemigo para destruir al verdadero enemigo. “(El ego es el único enemigo real que jamás haya existido, todo lo demás es sólo una proyección de la misma)

Debate sobre el Ego:

“El ego es el peor estafador que jamás podríamos imaginar. Debido a que no lo ves … “
-Dr. Yoav Dattilo, Ph.D.

“la estafa más grande es que:” Yo soy tú. “ 
-Dr. Steven C. Hayes, Ph.D.

“El problema es que el ego se esconde en el último lugar que nunca buscarías, dentro de sí mismo.”
-Dr. Peter Fonagy, Ph.D., FBA

“Se disfraza como los pensamientos vuestros pensamientos, sus sentimientos con los tuyos, piensas que eres tú.”
-Leonard Jacobson

“La gente necesita proteger su propio ego sin conocer límites, van a mentir, engañar, robar, matar, hacer lo que sea necesario para mantener lo que llamamos, los límites del yo.”
-Andrew Samuels, Ph.D.

“La gente no tiene ni idea de que están en la cárcel, porque no saben que hay un ego, no conocen la diferencia.”
-Leonard Jacobson

“Al principio es difícil para la mente para aceptar que hay algo más allá de sí mismo, que hay algo de mayor valor y de mayor capacidad para discernir la verdad de sí mismo.”
-Dr. David Hawkins MD, Ph.D.

“En la religión el ego se manifiesta como el diablo, y por supuesto, nadie se da cuenta de lo inteligente que es el ego porque creó al diablo por lo que podría culpar a alguien más.”
-Dr. Deepak Chopra MD

“En la creación de este imaginario enemigo externo se hace generalmente un enemigo real para nosotros y que se convierte en un verdadero peligro para el ego, pero es también la creación del ego.”
-Dr. Peter Fonagy, Ph.D., FBA

 

“No hay tal cosa como un enemigo externo, no importa lo que esa voz en tu cabeza te está diciendo. Toda percepción de un enemigo es una proyección del ego como el enemigo. “ 
-Dr. Deepak Chopra MD

 

“En ese sentido, se puede decir que el 100% de nuestros enemigos externos son de nuestra propia creación.”
-Dr. Peter Fonagy, Ph.D., FBA

Tu mayor enemigo es tu propia percepción interna, tu propia ignorancia, es tu propio ego.” 
-Dr. Abdías S. Harris, Ph.D.

Mi búsqueda de un juego que valiese la pena jugar Autor: Tim Gallwey

Mi búsqueda de un juego que valiese la pena jugar

Autor: Tim Gallwey

Más o menos cuando fui lo suficientemente alto como para ver por encima de la red , mi padre me introdujo al tenis. Jugué ocasionalmente con mis primos y mi hermana mayor hasta los once años, momento en el que tomé mi primera clase con un nuevo entrenador llamado John Gardiner en Pebble Beach, California. Ese mismo año jugué mi primer torneo en la división “menos de 11” en los Campeonatos Nacionales de Pista Dura. La noche anterior al encuentro, soñé con la gloria de ser un campeón. Mi primer encuentro fue una nerviosa pero sencilla victoria. Mi segundo encuentro, contra un jugador de segundo término, finalizó con una derrota 6-3, 6-4 haciéndome llorar amargamente. No tenía ni idea de por que ganar significaba tanto para mi.Durante los siguientes veranos jugué a tenis cada día. Me levantaba a las 7 de la mañana, me preparaba y tomaba mi desayuno en cinco minutos y luego iba hasta las pistas de Pebble Beach a muchas millas de distancia. Solía llegar una hora antes que los demás y pasaba ese tiempo golpeando reveses y boleas contra una pared. Durante el día jugaba diez o quince sets, me ejercitaba y tomaba mis lecciones ininterrumpidamente hasta que la falta de luz no dejaba ver la bola. ¿Por qué?. Realmente no lo sabía. Si alguien me lo hubiese preguntado le hubiese dicho que era porque me gustaba el tenis. Aunque esto era parcialmente cierto, era primeramente porque estaba profundamente metido en el juego del perfeccionismo. Había algo que parecía que quería demostrarme a mi mismo. Ganar era importante para mi en los torneos, pero jugar bien era importante día a día. Quería ser mejor y mejor. Mi estilo consistía en pensar que no iba a ganar, y luego intentar sorprenderme a mi y a los demás. Aunque odiaba perder, no disfrutaba realmente de ganar a otra persona; me incomodaba ligeramente. Yo era un trabajador incansable y nunca cesaba en el intento de perfeccionar mis golpes.A la edad de quince años había ganado el Campeonato Nacional de Pista Dura en la división júnior, y había sentido la emoción de ganar un torneo importante. A principios de ese mismo verano fui al Campeonato Nacional de Kalamazoo y perdí en cuartos de final con un jugador de septimo término 3-6, 6-0, 10-8. En el último set, había estado por delante 5-3, 40-15 con el servicio a mi favor. Estaba nervioso pero optimista. En el primer punto de partida hice una doble falta al intentar hacer un ace en mi segundo servicio. En el segundo, fallé la bolea más sencilla posible delante de una llena y ostentosa tribuna. Desde entonces y durante muchos años, reviví el punto de partida en incontables sueños, y sigue tan vivo en mi memoria ahora como lo estaba veinte años atrás. ¿Por qué?. ¿Qué diferencia realmente significó?. No conseguía responderme.

Cuando comencé el instituto, había dejado al lado la idea de probar mi valía a través de los campeonatos de tenis, y me sentía feliz de jugar para ser “un buen amateur”. Puse la mayor parte de mi energía en asuntos intelectuales, algunas veces era un esfuerzo fatigoso, algunas veces una verdadera búsqueda de la Verdad. Desde mi segundo año escolástico me di cuenta que en los días en los que tenía un bajo rendimiento académico, solía también hacerlo mal en la pista de tenis. Me esforzaba en demostrar en la pista lo que difícilmente había demostrado académicamente, pero solía encontrar que la falta de confianza en un área tendía a infectar la otra. Afortunadamente lo contrario también era verdad. Durante los cuatro años como jugador en el instituto, estaba siempre nervioso cuando iba hacia la pista a disputar un torneo. Cuando era alumno del último año y fui elegido capitán del equipo, era de la opinión intelectual que la competencia realmente no demostraba nada – pero seguía estando tenso antes de la mayoría de los torneos.

Después de la graduación dejé el tenis competitivo durante diez años y comencé una carrera como educador. Mientras enseñaba inglés en la Academia Exeter en New Hampshire, me di cuenta de que incluso los chicos más listos interferían de forma significativa con su habilidad de aprender y con sus resultados académicos. Después, como oficial de entrenamiento en la U.S.S. Topeka, vi lo empobrecido que estaba nuestro sistema de enseñanza y cuan anticuados eran nuestros métodos de entrenamiento.

Cuando salí de la Marina me junté con un grupo de idealistas para fundar un colegio liberal de arte al Norte de Michigan. Durante sus cortos cinco años de existencia, estuve más y más interesado en saber como aprender y como ayudar a otros a aprender. Estudié las obras de Abraham Maslow y de Carl Rogers a finales de los sesenta y estudié teoría del aprendizaje en la escuela de graduados de Clameront, pero no tuve un éxito práctico sobre el aprendizaje hasta que enseñé tenis en el verano de 1970, durante una temporada sabática de la “educación”.

Estaba interesado en aprender teoría y ese verano, comencé a tener varias perspectivas acerca del proceso de aprendizaje. Decidí continuar enseñando tenis, y desarrollé lo que vino a ser llamado el Juego Interior (the Inner Game) – una manera de aprender que parecía aumentar tremendamente la tasa de aprendizaje de los estudiantes. También tuvo efectos beneficiosos sobre mi propio juego. Aprender un poco acerca del arte de la concentración ayudó a revitalizar rápidamente mi nivel, y pronto estuve jugando mejor que nunca. Después de ser el profesional del club Meadowbrook en Seaside, California, me di cuenta que aunque no disponía de demasiado tiempo para trabajar mis golpes, aplicando los principios que yo enseñaba podía mantener mi nivel de juego, el cual, casi nunca era vencido por nadie de la zona.

Un día, después de jugar particularmente bien contra un jugador muy bueno, me pregunté qué tal se me darían las competiciones y las giras. Me sentí seguro con mi juego aunque no me hubiese enfrentado contra jugadores de alta distinción. Así que me alisté en un torneo en el Club de Tennis en Berkeley donde iban a competir jugadores del nivel más alto. En el fin de semana reseñado, conduje hacia Berkeley con confianza, pero cuando llegué comencé a cuestionar mi propia habilidad. Todo el mundo allí parecia medir dos metros y llevar cinco o seis raquetas. Reconocí a muchos de los jugadores por las revistas de tenis, pero ninguno de ellos parecía reconocerme a mi. La atmósfera era muy distinta de la que se respiraba en Meadowbrook, mi pequeña charca donde yo era la rana jefe. De repente vi como mi optimismo de antes se tornaba pesimismo. Dudaba de mi juego. ¿Por qué? ¿Había sucedido alguna cosa desde el momento en que dejé el club tres horas antes?

Mi primer encuentro fue contra un jugador que literalmente media dos metros. Aunque él solo llevaba tres raquetas, cuando los dos nos situamos en la pista mis rodillas se sentían un poco debiles y mi muñeca no parecía tan fuerte como de costumbre. Me preguntaba que pasaría fuera de la cancha. Pero cuando comenzamos a calentar, me di cuenta rápidamente que mi oponente no era ni de buen trozo tan bueno como me había imaginado. Le iba a dar una lección, sabía exactamente lo que le diría, y le categoricé como un jugador “un poco mejor que la media del club”, sintiéndome mejor.

Pero, una hora más tarde, con el marcador 4-1 a su favor en el segundo set, y habiendo perdido el primer set 6-3, comencé a darme cuenta que iba a ser vencido por un jugador “un poco mejor que la media del club”. Durante todo el encuentro había estado nervioso, fallando tiros fáciles y jugando inconsistentemente. Parecía que mi concentración estaba floja justo lo suficiente para echar las pelotas fuera de la ralla por unos pocos centímetros y darle a la parte de arriba de la red bolea tras bolea. Mientras esto ocurría, mi oponente, con la perspectiva de una clara victoria, falló. No sé qué es lo que estaba pasando dentro de su cabeza, pero no pudo rematarme. Perdió el segundo set 7-5 y el próximo 6-1, pero mientras salía de la pista no tenía ningún sentimiento de haber ganado ese encuentro sino más bien era él quien había perdido.

Comencé a pensar inmediatamente en mi próximo encuentro contra un jugador de alta categoria de California. Sabía que era un jugador con más experiencia que yo y probablemente con más habilidad. Yo realmente no quería jugar tal y como lo había hecho durante la primera ronda; hubiese sido derrotado. Pero mis rodillas aun estaban temblando, mi mente no parecía capaz de enfocarse con claridad y yo estaba nervioso.

Finalmente me senté en reclusión para ver si podía controlarme. Comencé preguntándome, “¿Qué es lo peor que puede pasar?”.

La respuesta era sencilla: “Puedo perder 6-0, 6-0.”

“¿Qué pasará si pierdo?”

“Bueno.. estaré fuera del torneo y regresaré a Meadowbrook. Las personas me preguntarán como lo he hecho y les diré que he perdido en la segunda vuelta y tal y tal”.

Ellos dirían simpáticamente, “Oh, eres un tipo muy duro. ¿Cómo fue la puntuación?” Entonces yo tendría que confesar; amor y más amor.

“¿Qué sucedería después?” me pregunté. “Bueno se comentaría que había sido derrotado en Berkeley, pero rápidamente volvería a jugar bien y pronto la vida volvería a la normalidad”.

Intenté ser tan honesto como pude acerca de las peores consecuencias. No eran buenas, pero tampoco eran inaguantables – ciertamente no lo suficientemente malas como para preocuparse.

Luego me pregunté, “¿Qué es lo mejor que puede pasar?”.

De nuevo la respuesta estaba clara: “podría ganar 6-0, 6-0”.

“¿Y entonces qué?”

“Tendría que jugar otro partido, y luego otro hasta ser derrotado, lo que en un torneo que este era inevitable. Luego regresaría a mi club, contaría como lo he hecho, recibiría unas palmaditas en la espalda, y de nuevo todo regresaría a la normalidad”.

Permanecer en el torneo una o dos rondas más no me parecía increíblemente alucinante, así que me hice una pregunta final: “¿Qué quiero realmente?”

La respuesta fue un tanto inesperada. Lo que realmente quería, me di cuenta, era dominar el nerviosismo que me estaba impidiendo jugar como sabía y disfrutar con ello. Quería superar el obstáculo interior que me había atormentado durante mucho tiempo en mi vida. Quería ganar el juego interior.

Habiendo llegado a esa conclusión, sabiendo lo que de verdad quería, me dirigí a mi siguiente encuentro con un renovado entusiasmo. En el primer juego, hice tres dobles-faltas y perdí mi servicio, pero después tuve una nueva certidumbre.

Fue como si se me hubiese librado de una enorme presión y me encontrase allí jugando con todas mis energías bajo mi control. No pude romper el servicio a mi oponente, que era zurdo, pero no perdí el mío hasta el último juego del segundo set. Había perdido 6-4, 6-4, pero salí de la pista sintiendo que había ganado. Había perdido el juego exterior, pero había ganado el juego que había querido, mi propio juego, y me sentía muy feliz. Incluso cuando un amigo se me acercó después del encuentro y me preguntó que había hecho, estuve tentado a decir, “¡Gané!”.

Por primera vez reconocí la existencia del Juego Interior, y de su importancia para mi. No sabía cuales eran las reglas de ese juego, tampoco cual era su sentido, pero sentía que implicaba algo más que ganar un trofeo.

1017392_10151528445282291_1896639300_n

 

 

Página oficialCOACHING GESTALT del facebook donde encontraras importante información. Me gusta.